Público
Público

El Hércules se reafirma en Zaragoza

Nada varía en la parte alta de la tabla al empatar todos los situados arriba

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Parecía que Ewerthon podía colar al Zaragoza en puestos de ascenso con su gol tempranero (y ya lleva 18), pero en tan sólo dos minutos el Hércules fue capaz de darle la vuelta al partido, y a punto estuvo de llevarse los tres puntos. Al final, equilibrio en el marcador, que devuelve a los alicantinos a la tercera plaza.

El Zaragoza vive momentos fundamentales para definir su futuro, y no parece que pinte bien dada su alarmante irregularidad. Su contundente resurgir goleador en Murcia (1-4) hacía presagiar una recuperación creíble para la recta final del campeonato. Pero está claro que en La Romareda no se va a vivir un paseo militar de aquí al final de temporada.

Por su parte, el Hércules hizo buena su capacidad como visitante. Los de Mandiá son los máximos realizadores fuera de su terreno (20 goles) y los menos goleados (14 tantos encajados). Y lo que es más importante, están en el furgón de cabeza con 19 puntos conseguidos lejos del Rico Pérez. A eso había que añadir el hecho de que hubiesen concluido sus tres últimos partidos con victoria (Levante, Real Sociedad y Las Palmas).

Su paso, pues, por el coliseo zaragozano era una prueba de fuego para constatar las posibilidades de ascenso de los alicantinos en su afán por recuperar la élite doce temporadas después. Salieron vivos, certificando con nota alta su pasaporte como favoritos.

También el Xerez fue capaz de reaccionar a tiempo, demostrando que es un conjunto cuajado. El correoso Levante le tuvo contra las cuerdas, hasta que apareció la figura goleadora de Mario Bermejo. Dos zarpazos suyos supusieron no dejar solo al Rayo en su privilegiada marca de diez partidos sin perder.

En racha contraria se encontraba la Real, con cuatro partidos consecutivos sin ganar, de los cuales tres fueron derrotas (Murcia, Hércules y Alavés). La visita del colista Sevilla Atlético invitaba a un festín más suculento, pero está claro que a los donostiarras se les ha indigestado el filial hispalense esta temporada. De hecho, los andaluces solamente han ganado un partido en lo que va de campeonato, y fue precisamente ante los guipuzcoanos (1-0).

No era un buen antecedente, pero todo hacía pensar que aquello fue un mero accidente. Después de lo vivido y padecido en Anoeta, ya no se sabe qué pensar. Fue precisa la fortuna que otras veces no han tenido los de Lillo. Ganaron 1-0 y con la ración de empates en lo alto de la clasificación quedan como el equipo más beneficiado, ahora a siete puntos del ascenso.