Público
Público

El Hércules ya es de Primera

Los alicantinos vencen en Irún (0-2). El Betis sigue en Segunda a pesar de ganar al Levante. Bajan Cádiz, Murcia y Real Unión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Algo tendrá la fórmula Boquerón. La receta de Esteban Vigo siembra éxitos allá por donde va. Lo hizo en Jerez hace un año y lo ha vuelto a lograr en Alicante a la temporada siguiente. Los dirigentes apostaron fuerte por él: un contrato de tres años y libertad absoluta en la parcela deportiva. El acierto ha sido mayúsculo. El Hércules logró el ascenso a Primera, la Liga BBVA, al derrota al Real Unión (0-2). El equipo blanquiazul acompañará a Real y Levante ya con el pasaporte para la élite desde la pasada jornada.

Javier Portillo, ese niño prodigio de los goles en la cantera del Real Madrid, ha vuelto a ser decisivo para que los alicantinos vuelvan a disfrutar de Primera tras 14 años de espera. Si ya consiguió un tanto crucial hace siete días en el último minuto del encuentro ante el Rayo Vallecano, abrió la victoria en tierras vascas. Llegó al Hércules en el mercado de invierno, después de deambular sin mucha suerte por varios equipos tras su salida de la casa blanca. Invirtió fuerte la directiva en conseguir el ascenso. Se apostó por Esteban Vigo para el banquillo y se le rodeó de veteranos de postín como Farinós o Rufete.

Víctor Fernández no seguirá en el Betis la próxima temporada

La victoria alicantina supuso el palo para el Betis. 'El Real Madrid de Segunda', como dijo Manuel Ruiz de Lopera el pasado verano, se queda en la Liga Adelante un año más. La historia verdiblanca en el último lustro es un disco rayado. Siempre suena lo mismo: 'Lopera, vete ya', pero la canción nunca avanza. Volvió a entonarse el soniquete y hubo protestas al palco. Ninguna novedad. La goleada ante el Levante (4-0) fue inútil. Acaba una temporada azarosa para un equipo sin mando ni ideas claras.

De momento, lo único seguro es que Víctor Fernández no seguirá en el equipo la próxima temporada. Ya dijo en su última rueda de prensa que eso de entrenar en la Liga Adelante es una experiencia irrepetible en su significado más negativo. Ahora vendrán meses de rumores de venta para que todo siga igual en el régimen de la calle Jabugo. Los béticos no se merecen algo así.

A unos 120 kilómetros de Sevilla también hubo lágrimas. Otro equipo simpático y mal dirigido se va a Segunda B. Al Cádiz no le salió la carambola y de nada valió ganar al Numancia (4-1). A los pocos minutos de consumarse el descenso, el consejo de administración en pleno presentó su dimisión. Malos tiempos se auguran para los amarillos. Hace justo cinco años, la afición cadista celebraba una ascenso a Primera en Jerez, hoy la ciudad lamenta la ocasión perdida.

Pero sin duda, el dramón del sábado se vivió en Girona. Los catalanes salvaron la categoría en el último minuto a costa del Murcia y gracias a un penalti marcado por Kike Ratón. Alberto, guardameta pimentonero, detuvo el lanzamiento en primera instancia, pero se le escapó de las manos el balón y la categoría. Castellón y Real Unión también descienden.