Público
Público

Una herida que ya tiene cura

El Castellón gana 2-0 al Salamanca en un duelo directo por el ascenso y el Tenerife se da un festín contra el Celta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Salamanca se aleja de la parte alta de la tabla en beneficio de un Castellón más acertado ante portería. Dos equipos que aspiran a lo mismo, no se puede decir que hayan renunciado a nada, pero sí es cierto que los charros vienen haciendo la goma desde hace tiempo. Los levantinos venían heridos de Albacete, después de ver cortada su racha de siete partidos sin perder. Ahora han tomado la senda del triunfo ante un rival directo y se quedan a tan solo dos puntos de los puestos de ascenso.

La clasificación, poco a poco, se va estirando. El Salamanca empieza a ver en la lejanía el camino del premio. Es un buen equipo y este domingo lo volvió a demostrar a pesar de que no está en su mejor momento. Su irregularidad está empezando a pasarle factura. Genera fútbol, crea ocasiones, pero le falla la puntería. Está claro que no es el conjunto de la primera parte del campeonato que lideró la categoría con criterio propio y claridad.

Salva Sevilla sigue siendo un jugador muy interesante, a pesar de su desacierto actual. Como Miku. El alma la pone el veterano Quique Martín, que es el máximo artillero de los suyos con 9 dianas, algo que ya no es suficiente. Los charros no ganan lejos del Helmántico desde octubre del año pasado, cuando se llevaron un 2-3 de Tenerife. Mucho ha llovido desde entonces, y ahí está la explicación de su falta de presencia.

El Castellón, por su parte, parece menos vistoso, aunque sí es más sólido. La presencia de Arana es garantía de juego. Ayer no estuvo inspirado, pero tuvo en Gari Uranga la certeza de un trabajo necesario para los suyos. Por encima de todos, un jugador llamado Ulloa, que es un ciclón constante. Llevaba tres partidos sin marcar y ya lo estaban notando los albinegros. Apareció el argentino, hizo su décimo tanto y puso en franquicia un partido que parecía atascado para los hombres de Paco Herrera.

Más fiable se está mostrando el Tenerife, que ha cerrado sus particulares fiestas de carnaval por todo lo alto. Cumplió con solvencia su choque ante un Celta que viajó a las islas con muchos problemas. La puesta en duda del trabajo desarrollado por Pepe Murcia poco está contribuyendo a estabilizar un equipo que parecía llamado a metas superiores. Ha entrado en mala dinámica. Con la temporada ya perdida, la premisa se ha convertido en salvar los muebles y planificar el futuro. Por contra, los de Oltra siguen aumentando su historia. Reafirman su segunda posición al convertirse en el máximo realizador de la Liga Adelante (47 goles).