Público
Público

Los hermanos Gasol contra una pizarra

España se mide a Eslovenia por un puesto en las semifinales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Llegó la hora de la verdad. Tras alcanzar los cuartos del Europeo con una suficiencia notable, España se mide hoy (17.00 h, La Sexta) a Eslovenia por un puesto en las semifinales. Los balcánicos son una selección emergente en el panorama europeo y que ahora suma el plus de incomodidad que siempre aporta Malj-kovic desde el banquillo.

El laureado estratega serbio fue reclutado hace menos de un año con el objetivo de clasificar a Eslovenia para los Juegos de Londres 2012 y, de paso, ir conformando el bloque para el próximo europeo de 2013, en el que el país balcánico será el anfitrión. Esta es su primera experiencia como seleccionador.

Eslovenia escogió a Maljkovic porque el éxito va ligado a su currículum. Es un ganador capaz de transmitir a base de trabajo y disciplina ese espíritu de lucha tan arraigado a su personalidad. El serbio es el hombre que prende la mecha para que los hermanos Dragic, Lakovic o Lorbek, optimicen sus recursos al máximo. Malj-kovic siempre tiene un plan para maniatar a los contrarios y hoy no será la excepción. Su carrera está plagada de triunfos, incluso en inferioridad técnica y física, por su capacidad para enredar el juego con trampas tácticas.

Para hoy, Maljkovic tiene prevista una de sus recetas más exitosas cuando siente que su equipo es inferior: rebajar la anotación y el ritmo del contrario. Pretende un partido lento y a pocos puntos, para que así Eslovenia llegue con opciones de victoria a los últimos minutos. Luego, será cuestión del acierto que tengan Lorbek y Lakovic. Uno por dentro y otro desde el perímetro serán las principales amenazas anotadoras para las defensas que plantee Scariolo.

Eslovenia ya alcanzó las semifinales en el último Europeo y, si interpreta el diseño de partido de su seleccionador, puede darle un disgusto a España. 'Son un equipo duro. Aunque les ganáramos en la primera fase, tenemos que empezar con presión y ser agresivos desde el principio. Maljkovic es un entrenador al que no conozco mucho, pero tiene nombre porque ha conseguido muchos éxitos', dijo ayer Pau Gasol.

Felizmente, la estrella española podrá jugar hoy pese a no estar recuperado por completo de sus problemas en el tobillo derecho. 'Cada día voy un poco mejor. La recuperación ha sido un poco precipitada, pero es lo que tocaba. El tobillo no va a estar al ciento por ciento el resto del campeonato, pero mi mente y mi cuerpo lo van a dar todo hasta el final', afirmó el ala-pivot.

Según ha avanzado el campeonato, España ha ido adquiriendo con más rotundidad el rol de gran favorita al título. Pese al traspié ante Turquía, sigue siendo el enemigo a batir. 'También éramos favoritos en 2007 en casa y no pudo ser, pero el favoritismo se esfumó rápido. Ser favorito no es ninguna garantía. Tenemos que saber ganar el primero de los partidos decisivos, que es este, y después, a poder ser, los que nos quedan', concluyó Pau. Él y su hermano son las grandes bazas de Scariolo para romper la temible pizarra de Maljkovic.