Publicado: 14.06.2014 01:18 |Actualizado: 14.06.2014 01:18

Holanda funde a la campeona

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Holanda llevaba mascando cuatro años la derrota en el Soccer City, Robben visualizando aquel mano a mano de Casillas y Van Gaal urdiendo un equipo que pudiese tomarse cumplida venganza de aquel 11 de julio de 2010. El sorteo les puso en bandeja hincar el cuchillo pronto, en el partido de debut en Brasil. Y lo clavó hasta el corvejón de España. La estrella le pesó tanto en Salvador de Bahía que las piernas se contagiaron del plomo. Holanda, sin embargo, voló. Lanzada por dos jugadores que, pese a sus 30 años, viven en estado de gracia: Arjen Robben y Robin Van Persie. 

Un 1-5 es duro. Durísimo. Este marcador hará correr ríos de tinta y horas de conversación. Hacía incontables años que España no tenía que recoger tantas veces un balón de su portería. Casillas vivió su día más extraño. El halo se le cayó al suelo sin remisión. Al igual que se alabaron siempre sus hazañas, hoy toca reprocharle sus errores, sobre todo el que dio paso al cuarto gol 'oranje'. Demasiados para la portería del campeón del mundo. Si el cerrojo no se encontró, la defensa ni siquiera llegó. Siempre se vio desbordada por un vendaval esta noche de azul. Piqué notó su falta de ritmo de competición, a Ramos no le crecieron dos piernas más y las ayudas brillaron por su ausencia.

La alegría española no llegó a los 45 minutos. Y eso que la apuesta de Del Bosque se presentaba atractiva. Con Diego Costa como referencia y David Silva formando el trío de ataque en banda junto a Iniesta. Por detrás Xavi se plantaba como enganche con el doble pivote. El atacante nacionalizado y el canario fueron de lo mejor en el arranque del choque, que tuvo el guion esperado. España asumiendo el balón y Holanda esperando lo que más tarde desplegaría. Costa, pitado constantemente por las gradas de Arena Fonte Nova, corrió a todos los desmarques. Y de ahí llegó el enganchón dentro del área que propició el tanto desde los once metros de Xabi Alonso. Hasta se atrevió mandar callar a sus paisanos el nuevo puntal de España. El 1-0 solo fue un espejismo. Pudo ser 2-0 pero el balón picado de Silva lo despejó Cillessen a corner. De ahí llegó el punto de inflexión. Antes de que pitara el colegiado el camino de los vestuarios, un centro desde la banda de Blind encontró la cabeza de Van Persie, que en plancha batió la media salida de Casillas. 

Se acabó lo que se daba. De poco sirvieron los 15 minutos de reflexión en el vestuario español. Mientras, en el holandés, Van Gaal sacaba su libreta para terminar de apuntillar la victoria. Cuando no habían pasado ni diez minutos del segundo periodo, Robben aprovechaba otro guante de Blind en largo para frenar en el área, recortar a un Piqué en rehabilitación y batir por el centro a Casillas. El show holandés no había hecho más que comenzar. España agotó sus pilas, con las que ha llegado en la reserva a este Mundial. Costa desapareció, Xavi e Iniesta -con destellos de su calidad en la primera parte- también. Y en general, los 22 españoles se transformaron en un equipillo descosido y atónito ante el recital portentoso de los holandeses. 

Van Persie mandaba un aviso del tercero con un zambombazo al larguero en el minuto 60 tras un carrerón de Robben. Entre los dos se gustaron tanto que rejuvenecieron hasta la edad de la pubertad. Del Bosque, en vista del esperpento, rompió el doble pivote y dio entrada a Torres y Pedro por Costa y Xabi Alonso. Pero hoy no le funcionó nada al marqués. Holanda empujaba con el mazo sin piedad. Y en un saque de falta alcanzaba el tercero con un cabezazo de De Vrij en el segundo palo. España reclamó falta de Van Persie en el salto con Casillas. 

De España, solo quedaba Silva, al que le anularon un gol por clara posición adelantada. Ni por esas. El portero Cillessen no se hubiera esperado ni en sus mejores sueños una tarde tan plácida. Todo lo contrario que Casillas, que achicaba agua de donde podía. Hasta con la bota, como la que le metió al tiro raso de Van Persie que olía al 1-4. Ese solo llegaría seis minutos después. El capitán de la Roja evidenció a la España más desconocida. Intentó controlar un balón con el pie y se le fue lo justo para que Van Persie, al quite, le robara la cartera y marcara a placer. La locura estallaba en las gradas naranjas de Salvador. El manicomio se instalaba en el banquillo español. Y en el 80, ya con España sacando la bandera blanca, llegó la puntilla de Robben, dejando sentado a Casillas. En caliente es demasiado arriesgar apostando con las proporciones que alcanzará la derrota ante Holanda, pero lo que es claro es que ahora España debe ganar sí o sí a Chile y Australia. La segunda plaza se ha convertido en el mal menor. Y quedan días para pensar en el cruce de octavos. Pero sí es necesario que la selección española se reencuentre con su fútbol y con su hambre. Con su identidad. Si no, el viaje a Brasil tendrá un pronto regreso.

1 - España: Casillas, Azpilicueta, Piqué, Sergio Ramos, Jordi Alba, Busquets, Xabi Alonso (Pedro, m.62), Xavi, Iniesta, Silva (Cesc, m.78) y Diego Costa (Fernando Torres, m.62).

5 - Holanda: Cillessen; Janmaat, Vlaar, De Vrij (Leroy Fer, m.76), Martins Indi, Blind; De Guzmán (Wijnaldum, m.62), Nigel De Jong, Sneijder, Robben; y Van Persie (Lens, m.78).

Goles: 1-0, m.27: Xabi Alonso, de penalti. 1-1, m.44: Van Persie. 1-2, m.54: Robben. 1-3, m.65: De Vrij. 1-4, m.72: Van Persie. 1-5, m.80: Robben.

Árbitro: Nicola Rizzoli (ITA). Amonestó a Casillas, por España; y a De Guzmán, De Vrij y Van Persie, por Holanda.

Incidencias: primer partido del Grupo B del Mundial de Brasil, disputado en el Arena Fonte Nova de Salvador ante 48.173 espectadores.



http://www.quoners.es/debate/cuales-han-sido-los-tres-peores-jugadores-de-la-roja-contra-holanda