Público
Público

Los holandeses se quejan del árbitro

"La final de un Mundial necesita un árbitro de talla mundial", dijo Robben al finalizar el partido. Creen que Puyol tendría que haber sido expulsado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tanto el seleccionador holandés, Bert van Marwijk, como algunos jugadores criticaron ayer la actuación del árbitro británico Howard Webb durante la final del Mundial. Mientras la prensa internacional coincide en que Holanda abusó del juego duro para frenar a los españoles, la mayoría de los integrantes de la Oranje creen que Webb debería haber expulsado a algún jugador español.

Van Marwijk dijo al finalizar el encuentro que 'no creo que el árbitro haya controlado el partido', quejándose de la expulsión de Heitinga por doble amonestación en la prórroga. Más duro fue el extremo Arjen Robben que dijo que 'una final de un Mundial necesita un árbitro de talla mundial y tengo que tener cuidado con lo que digo, pero ese no fue el caso en este partido'.

Según Robben, el árbitro debería haber expulsado a Puyol en un contraataque que terminó con otra intervención providencial de Casillas. Sobre esa jugada, el propio Van Marwijk dijo que 'el árbitro debería haber mostrado la segunda tarjeta a Puyol, lo que le habría dejado fuera. Era un momento clave justo antes de los 90 minutos. Es un poco amargo, pero así es el deporte'.

El portero de la selección holandesa, Maarten Stekelenburg, también se quejó de que la jugada previa al gol de Iniesta debería haber sido corner a favor de Holanda. 'Culpas al árbitro, todo el mundo fuera del estadio lo vio menos él'.

El juego duro fue la tónica general del partido, que terminó con 13 amonestados, récord de todas las finales. Holanda se llevó 9 de esas tarjetas, incluyendo las dos que terminaron con la expulsión de Heitinga.