Publicado: 04.08.2015 17:53 |Actualizado: 04.08.2015 17:53

El hombre que escupe huesos de aceituna a 36,20 metros

Francisco Tomás Gómez es el ganador del cuarto concurso internacional de lanzamiento de hueso de dátil y oliva que se celebra en Elche.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
El ilicitano Francisco Tomás Gómez, ganador del concurso-.EFE

El ilicitano Francisco Tomás Gómez, ganador del concurso-.EFE

El ilicitano Francisco Tomás Gómez ha ganado hoy en Elche la cuarta edición del concurso internacional de lanzamiento de hueso de dátil y oliva con la boca. Gómez ha conseguido un registro de 36,20 metros entre los dos lanzamientos.

La ciudad ilicitana celebra desde 2012 esta competición, denominada Pulmón de Oro, que congrega a los pies de la Basílica de Santa María a los mejores "deportistas" de esta peculiar especialidad combinada y a los campeones de los torneos que tienen lugar en Cieza (Murcia) y Elche, en la que se premia al que escupa más lejos.

El segundo clasificado ha sido Pedro Ramos, con una distancia de 32,65 metros, y el tercero, Francisco Javier Quesada, con un registro de 32,55 metros, ambos de Cieza.

Los lanzamientos, como en una disciplina deportiva, llevan su preparación: cada participante escoge la aceituna de un gran tarro y ya sólo con el hueso en la boca, prepara los pulmones, toma carrerilla y lo lanza, pero con cuidado de no sobrepasar la línea y convertirse en nulo.

Después el mismo ritual, pero esta vez con el dátil, un fruto con el que las marcas son más discretas debido al mayor tamaño de su hueso.



Participan ediles y políticos

Este año incluso varios ediles de la corporación municipal de Elche se han atrevido a poner a prueba sus pulmones y participar en esta prueba combinada.

Uno de ellos, Juan Francisco Sempere, de Ciudadanos, ha sido uno de los diez participantes con mejor marca, sumando el lanzamiento de ambas distancias, y ha pasado a la final, después de una fase previa. con más de cincuenta personas.

Esta competición se enmarca dentro de las actividades organizadas por la Real Orden de la Dama de Elche con motivo del 118 aniversario del hallazgo del busto íbero en el yacimiento de La Alcudia para recordar a este icono de la cultura y reivindicar su regreso a la ciudad ilicitana desde el Museo Arqueológico Nacional (MAN).

El récord de este concurso está fijado en 36,54 metros, una marca lograda el año pasado por el crevillentino Salvador Galipienso.

En estas dos últimas ediciones, los lanzamientos se han realizado directamente sobre el suelo para permitir el rebote de los huesos y lograr distancias más largas. Los dos primeros años se llevaron a cabo sobre una alfombra roja.