Público
Público

El hombre que no comunica bien

En el club blanco afirman que el problema de Schuster es su dificultad para expresarse

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'Explica lo que eres antes de que otros digan lo que no eres'. Esta máxima de la comunicación empresarial debería aplicársela Bernd Schuster. Los que le conocen bien afirman que el origen del problema actual del Real Madrid no se encuentra en las estrategias, ni en la plantilla, ni en la dirección deportiva, ni en el apartado médico, ni siquiera en la preparación física. 'El problema es mucho más sencillo: es Bernd Schuster, que comunica muy mal', afirma un empleado del club.

Como el alemán no es capaz de transmitir bien su visión del juego, como no dice lo que quiere que haga su equipo, son otros los que interpretan a su manera lo que hay que hacer. Y, en la práctica, el Madrid carece de una estrategia real. El problema de comunicación de Schuster se agrava aún más en el momento actual. La crisis que atraviesa el club ha convertido en urgentes en más de una ocasión las reuniones entre los jugadores y el técnico alemán. Las dos partes se han visto obligadas a decirse cara a cara más de una verdad tras la conclusión de los entrenamientos en Valdebebas. Y es en esos instantes cuando el ex futbolista no es capaz de convencer a los líderes del vestuario. El técnico alemán no expresa bien lo que quiere transmitir.

Schuster no acompaña sus palabras de un lenguaje gestual adecuado. Es frío, poco expresivo, no concluye muchas de sus frases y eso cuando habla. Porque muchas veces el técnico se queda mudo. Sucedió en el intermedio del encuentro de Copa ante el Real Unión en el Bernabéu. Schuster no abrió la boca. Los jugadores no daban crédito. Así, sin instrucciones precisas, los madridistas abrieron el camino de la siguiente ronda a los de Irún.

Ni siquiera durante los partidos se ven demasiadas intervenciones de Schuster. El ex futbolista parece sufrir bloqueos de comunicación, como si la indignación lo anulara y le impidiera hablar con sus jugadores. El desorden táctico se perpetúa en el campo ante la pasividad de un bloqueado. Un hombre que no comunica.

Los expertos en comunicación siempre han afirmado que precisamente los entrenadores del fútbol español no son buenos oradores. La NBA es el ejemplo de lo contrario. Los entrenadores de esta liga profesional acuden a cursos de comunicación y a trainings de liderazgo.