Público
Público

Un último homenaje para Chus Pereda, el 'Polvorilla'

Ex jugador de Real Madrid y Barcelona, fue campeón de la Eurocopa en 1964 con la selección española. Tenía 73 años.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Barcelona jugará mañana ante el Bate Borisov, en Minsk (Bielorrusia), con un objetivo primordial: ofrecer un buen espectáculo para homenajear a Chus Pereda, uno de sus grandes nombres de los años sesenta.

Lo dijo ayer Pep Guardiola, después de conocer que un cáncer se llevó, inesperadamente, al excentrocampista azulgrana. Nacido en Medina de Pomar (Burgos) hace 73 años, Pereda también vistió la zamarra del Madrid, Sevilla, Mallorca, Valladolid y Sabadell. Su funeral se celebrará mañana por la tarde (16.15 h.) en el Tanatorio de Les Corts.

Se fue el Polvorilla, como lo llamaban sus excompañeros 'por ese pronto que tenía, que le hacía enfadarse por nada', como ha recordado el exazulgrana Fusté, 'aunque a los dos segundos se le pasaba porque era una gran persona', y las televisiones recuperaron viejas imágenes.

Aquellas de la Eurocopa de 1964 que España conquistó ante la URSS y que el No-Do los informativos franquistas manipuló para conceder al madridista Amancio la asistencia que, en realidad, Pereda, autor del primer tanto de aquella final (2-1), había dado a Marcelino. 'Era una persona muy querida, todo corazón, un hombre que se dejaba querer, muy abierto. Desde que dejamos de jugar al fútbol, él era el único que fue llamándonos una o dos veces al año', ha dicho Amancio. Marcelino, muy afectado, ha preferido guardar silencio.

El Barcelona quiere dedicarle una victoria en la Champions

Vinculado sentimentalmente al Barça, donde jugó entre 1961 y 1969 disputó 316 partidos y marcó 110 goles, Pereda conquistó sus grandes títulos (una Liga y una Copa de Europa, la de 1957-58) con el Madrid, antes de integrar la histórica delantera de cristal del Sevilla junto a Agüero, Diéguez, Antoniet y Szalay. 'Tenía velocidad, chutaba muy bien con las dos piernas y era muy rápido', le ha descrito Fusté. Todos sus clubes, y el fútbol en general, se apresuraron ayer a manifestar su pesar y a transmitir sus condolencias a su familia.

Como internacional, Chus Pereda disputó apenas 15 partidos debutó ante Inglaterra, en 1960, y disputó su último partido, frente a Yugoslavia, en 1968, pero siempre se recordará el excelente trabajo que, posteriormente y ya como entrenador, hizo en las categorías inferiores de la selección. 'Fue un pionero', ha sentenciado Guardiola. 'La primera vez que televisaron a las categorías inferiores fue con él: Chus fue el primero que dio importancia al fútbol base de la selección; dejó un poso muy importante', ha añadido el técnico del Barça. 'Nos dejará el recuerdo de un tipo extraordinario, que siempre contagiaba su alegría y su entusiasmo'.

'Era una persona increíble, entrañable, querido por todos y con mucha vitalidad', ha señalado el exseleccionador Vicente Miera, a quien Pereda sustituyó temporalmente al frente de la selección en una ocasión en que se puso enfermo. Como técnico de clubes, Txuspe, como también se le conocía, sólo entrenó al Xerez en la temporada 1995-96.

'Fue un gran jugador, siempre muy cercano a la selección, alguien que forma parte de la historia y de los éxitos del fútbol español', ha apuntado Vicente del Bosque. 'En su etapa de seleccionador, realizó un gran trabajo', ha añadido. 'Estoy muy fastidiado; hace cinco días hablé con él y no me lo esperaba', ha confesado Luis Suárez a Efe. 'Era un gran amigo mío. Hizo una gran carrera en el Barcelona y en la selección. Nos lo pasamos muy bien en la Eurocopa del 64', ha rememorado.