Público
Público

Es la hora del 'sonido Madchester' en la Premier

El United y City destrozan a sus rivales en sólo tres jornadas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El sonido Manchester arrasa en la Premier. La única duda es ponerle la banda sonora adecuada. Tiene algo de Los Smith por la elegancia en el pase. Desde luego, cuenta con la potencia y la osadía descaradas de Oasis.

Como etiqueta, vale el 'sonido Madchester', porque los rivales se van a volver locos. Y el nombre del grupo Happy Mondays viene al pelo. Los seguidores del United y el City van a disfrutar de unos lunes maravillosos, sobre todo si algún compañero de trabajo es de Londres.

Tres jornadas de Liga no dan lugar a otro veredicto. Los dos equipos de Manchester no tienen rival tras marcar 13 (United) y 12 goles (City). Este domingo han despedazado al Arsenal y al Tottenham, hasta el punto de que los 15 años de Arsène Wenger al frente de su equipo parecen estar cerca del final.

La humillación adquirió cotas épicas. El United –también con su cuota de jugadores jovencísimos– bailó al adversario, tuvo la posesión del balón y marcó unos goles para enmarcar. El segundo, de Young, fue extraordinario. La vaselina de Nani no se quedó muy atrás. Rooney marcó dos goles de falta con una ejecución perfecta, a los que luego sumó un penalti.

De Gea para un penalti antes de encadenar dos paradas difíciles

Antes, David de Gea había impedido un amago de reacción del Arsenal. Primero, paró un penalti a Van Persie –dos minutos después, vino el 2-0– y luego encadenó dos paradas muy difíciles que impidieron que el Arsenal se acercara. Lástima que Walcott le marcara un gol entre las piernas en el descuento de la primera parte.

El castigo al Arsenal parece exagerado, pero en realidad no lo es. Una cosa es negarse a pagar precios desorbitados por jugadores y otra, negar la realidad. Ha perdido a Fàbregas y Nasri, sus dos jugadores más creativos en el centro del campo, algo previsible en junio, y no ha reaccionado.

Tiene un agujero en el centro de la defensa desde la temporada pasada y no lo ha solucionado. Lo único que tiene es dinero –quizá hasta 80 millones de euros disponibles para fichajes– pero ha dejado que pase el tiempo sin gastar nada.

El Manchester City es el ejemplo opuesto. Derrocha dinero como si lo pintara, pero este año ha formado un equipo que no puede fallar. Al trío mágico que forman Silva, Dzeko y Agüero, se ha unido ahora Nasri.

El City derrocha dinero como si lo pintara

El único problema es encajar tanta figura en un solo equipo. El vestuario del City dio para muchas crónicas de sucesos en la temporada pasada. Los que se quedan en el banquillo siempre terminan poniéndole las cosas difíciles a Mancini. En la victoria por 5-1 en el campo del Tottenham (cuatro goles de Dzeko y uno del Kun) demostraron la misma pegada que en la jornada anterior, esta vez sin errores evitables en defensa.

La Premier se ha hecho más escocesa, o española, con dos clubes muy destacados sobre el resto. Sólo el Chelsea está en condiciones de alterar ese guión, y de momento no lo parece. Volvió a ganar en casa a un equipo muy limitado (3-1 al recién ascendido Norwich) pero sin desequilibrar el marcador hasta el minuto 80.

Demasiados futbolistas veteranos que ya no van a mejorar y un juego un tanto previsible y robotizado. Juan Mata le puede dar el punto de creatividad que necesita en ataque. Tardó 24 minutos en marcar su primer gol en la Premier. Ya tiene el mismo registro goleador que Fernando Torres, que ha anotado un gol en 21 partidos con el Chelsea.