Público
Público

Huntelaar, primer refuerzo invernal blanco

El ariete holandés, procedente del Ajax, firmará hasta junio de 2013 y llega con la misión de sustituir al lesionado Van Nistelrooy

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Real Madrid ha alcanzado un acuerdo con el Ajax de Amsterdam para el fichaje del delantero holandés Klaas Jan Huntelaar, que firmará como nuevo jugador madridista hasta junio de 2013, según informó el club blanco.

Huntelaar se convierte así en el primer refuerzo del equipo de Chamartín para el próximo mercado de invierno aunque actualmente se encuentra en proceso de recuperación de una lesión de tobillo que sufrió a principios de noviembre.

El acuerdo entre ambos clubes está condicionado a que el futbolista supere el pertinente reconocimiento médico y a su firma en los contratos que le ligarán al equipo blanco hasta el 30 de junio de 2013.

En principio, el Real Madrid pagará 20 millones de euros más siete variables por el ariete tulipán, según informa la web oficial del Ajax de Amsterdam.

Huntelaar, que se está recuperando de la rotura completa del ligamento anterior del tobillo izquierdo, se convierte así en el sexto holandés de la plantilla blanca junto a Sneijder, Van der Vaart, Drenthe, Van Nistelrooy y Robben.

El ariete holandés, profesional desde 2002, pasó por varios equipos de su país, incluido el PSV Eindhoven, hasta explotar en el Heerenveen en la temporada 2004-05. Su resonancia goleadora le catapultó hasta el Ajax de Amsterdam, con el que consiguió 16 goles en sus primeros seis meses.

Dos temporadas después acabaría como tercer mejor goleador de Europa, con 33 goles en 34 partidos, llamando la atención de los grandes clubes europeos hasta recalar ahora en el Real Madrid como sustituto de su compatriota Ruud Van Nistelrooy, lesionado en la rodilla y que se perderá lo que resta de temporada.

Huntelaar, al que ya 'tanteó' el club blanco el pasado verano para reforzar su delantera, es uno de los 'jóvenes' talentos de los que hablaba Ramón Calderón que podrían 'ayudar' al club blanco en la delicada situación deportiva que atraviesa el club.