Público
Público

La IAAF ultima un expediente a Marta Domínguez por dopaje

Se han encontrado valores anómalos en su pasaporte biológico debido a una supuesta manipulación sanguínea

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La atleta Marta Domínguez vuelve a verse envuelta en un caso de dopaje. La Federación Internacional de Atletismo está a punto de notificar a la deportista palentina una suspensión provisional debido a que en su pasaporte biológico se han encontrado valores anónimos, propios de una supuesta manipulación sanguínea.

El diario El País revela este miércoles las intenciones de la IAAF, que enviará todo el expediente sobre el caso a la Federación Española de Atletismo, cuyo comité de competición será el que decide si impone algún tipo de sanción por dopaje a la atleta. De momento, la federación no tiene constancia de tal expediente. 'En caso de que se reciba, se comunicaría inmediatamente a la atleta y se pondría en manos del Comité de Competición', explicaron fuentes federativas a EFE. Además, declina hacer cualquier comentario al respecto argumentando que 'respeta escrupulosamente la ley de protección de datos y el derecho a la confidencialidad'.

El valor anómalo, según la información de El País, fue el de la hemoglobina en agosto de 2009, que arrojaba niveles muy elevados con respecto a su perfil natural coincidiendo con los Mundiales de Berlín, en los que Marta se proclamó campeona mundial de 3.000 metros obstáculos. La diferencia de niveles pudo comprobarse tres años después por contraste con los que presentaba la palentina cuando regresó a la competición después de dar a luz. Tres expertos de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) concluyeron, por separado, que había una anomalía en 2009.

Para asegurarse la  IAAF volvió a someter a Marta a nuevos controles fuera de la competición. Los resultados se remitiron a los expertos, que volvieron a coincidir. Entonces fue cuando, a comienzos de 2013, se notificó a la atleta el resultado de la investigación. El proceso se encuentra en estos momentos en manos de los servicios jurídicos de la IAAF, que remitirán el expediente a la Federación presidida por José María Odriozola.

El abogado de la atleta, José Rodríguez, no tiene intención, por ahora, de tomar postura al respecto. 'De momento no vamos a hacer nada. Aunque la última palabra la tiene Marta, dudo que vayamos a hacer ningún comunicado porque si la información es fiable o no, se va a saber en cualquier caso, y hay cuestiones que desconocemos. Es difícil salir al paso de algo que desconocemos', declaró a EFE. El pasaporte biológico de Marta Domínguez es uno de los casi 20 en todo el mundo en los que se han encontrado anomalías.

Marta Domínguez, campeona mundial de 3.000 metros obstáculos en Berlín 2009 y subcampeona de Europa de la misma especialidad en Barcelona 2010, regresó en 2012 a la selección española de atletismo para competir en los campeonatos de Europa de Helsinki después dos años de inactividad debido a su implicación en la Operación Galgo.

En diciembre de 2010 la Guardia Civil registró su domicilio en Palencia y la imputó por un presunto delito contra la salud pública y acusada de suministrar sustancias dopantes a otros atletas. El juez cerró la causa absolviendo a Marta, aunque reflejando que consideraba que ésta había sido sujeto pasivo en una trama de dopaje en la que también figuraba su entrenador, César Pérez. Rehabilitada deportiva y socialmente, Marta dio a luz a su primer hijo, salió reelegida como senadora del PP por Palencia en noviembre de 2011 y regresó a las pistas para competir en los Juegos de Londres 2012, en los que quedó duodécima en los 3.000 obtásculos.

Sin embargo, su nombre ha vuelto a salir a la palestra en el reciente juicio por la Operación Puerto. La Guardia Civil determinó que Urco, uno de los nombres cifrados que usaba el doctor Eufemiano Fuentes en las bolsas de sangre que guardaba, correspondía a Marta Domínguez, ya que era el nombre de su perro.