Público
Público

Ibrahimovic desatasca el clásico

El delantero sueco marca el gol de la victoria del Barça a los cinco minutos de saltar al campo. El Real Madrid no supo remontar con un jugador más. El conjunto de Guardiola sale del clásico como líder de Primera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Barcelona se ha llevado el clásico ante el Real Madrid gracias a un solitario gol de Zlatan Ibrahimovic a los diez minutos de la segunda parte, que remató al fondo de las mallas de Casillas un buen centro desde la derecha de Dani Alves.

La salida del sueco surtió el efecto que quería Guardiola y bastó para que los azulgrana se llevarán un clásico igualadísimo.

Guardiola y Pellegrini sorprendieron ya de inicio con sus alineaciones.  El de Sampedor apostó por Leo Messi y prefirió reservar a Ibrahimovic mientras que el chileno dio continuidad a Higuaín en detrimento de Benzema y no dudó en sacar de inicio a Cristiano Ronaldo.

Desde el pitido inicial, el conjunto blanco presionó la línea de creación azulgrana para intentar asfixiar a Xavi e Iniesta. El Barça no se descentró y apostó por el toque y la paciencia. Eso llevó a que el partido se instalara en una igualdad casi milimétrica. El juego se desarrolló básicamente en el centro del campo y las ocasiones de peligro llegaban por igual para uno y otro bando.

Todos los focos se centraron en el duelo Messi-Cristiano Ronaldo. Y el argentino quiso desequilibrarlo en la primera oportunidad que tuvo. Su carrera diagonal la abortó Casillas con una salida a tiempo. Al instante, el Madrid respondió con una contra rápida conducida por Kaká desde la derecha, cuyo centro no llegó por muy poco Higuaín.

Guardiola quería crear peligro con Messi como punta, como el año pasado en el Bernabéu, Henry colocado a la izquierda, Iniesta con libertad y Dani Alves llegando por la derecha. Pero el Real Madrid juntó sus dos líneas de atrás y nubló la visión de Xavi con Lass y Xabi Alonso muy atentos.

El Barça no encontraba huecos o los que encontraba acaban en fuera de juego, alguno discutible de Henry. El Real Madrid robaba antes de que el balón llegara al área y salía rápidamente con Kaká como protagonista. El brasileño se mostró muy activo en la primera media hora y cada vez que cogía el balón creaba peligro. 

Cristiano esperaba por la izquierda para debordar e Higuaín aguardaba a las espaldas de Puyol y Piqué. 

La mejor ocasión del Real Madrid para inaugurar el marcador llegó en el minuto 18 pero Valdés sacó con los pies el disparo de Cristiano Ronaldo. Marcelo arrancó la jugada con un tacón para Kaká, el brasileño avanzó, recortó, cedió para la portugués que éste no pudo superar al portero culé en el mano a mano.

Dos minutos después Valdés tuvo que volver a lucirse para que Kaká no llegara a un balón largo. 

A falta de goles hubo tiempo para la tensión, que se disparó entre Iniesta y Cristiano. Las gradas del Camp Nou silbaron con ganas al portugués, así como a Casillas por sus reiteradas pérdidas de tiempo.

Con Messi sin entrar en acción, Xavi tuvo que intentar conectar con Henry e Iniesta para romper la igualdad antes del descanso, pero ambas ocasiones acabaron diluyéndose como un azucarillo.

A los cinco minutos de salir Ibrahimovic marcó el primer gol del clásico

Tras la reanudación no tardó mucho Guardiola para dar entrada a Ibrahimovic. Henry dejó el puesto al sueco. El cambio espabiló a los azulgrana. Pero Higuaín estuvo a punto de dejar helado al Camp Nou en un contraataque en el 53. El 'pipita' recibió de Kaká, dejó sentado a Keita pero Puyol llegó a tiempo para impedir el disparo.

Pero Ibrahimovic tenía guardado un conejo bajo la chistera. Corrió, vio, recibió y marcó. El sueco estrenó el luminoso con un remate fabuloso con la izquierda, empalmando sin dejar botar un pase templadito de Alves desde la derecha. Minuto 55 y el Barça encaraba la segunda parte con otro espíritu.

Pocos minutos después el Barcelona se quedó con diez. Sergio Busquets tocó el balón con la mano, vio la segunda amarilla y tuvo que marcharse del campo. En el 65 Guardiola dio refresco al centro del campo al cambiar a Keita por Touré Yayá y Pellegrini arriesgó quitando a Cristiano por Benzema. Poco antes, el luso dejó en el tintero una caída en el pico del área al contacto con Piqué que Undiano no pitó como penalti.

El propio Piqué tuvo en su cabeza el segundo del Barça pero su remate rozó el poste de Casillas. Pero el Real Madrid demostró que tenía vida en una ocasión dentro del área para Benzema, que no supo rematar la buena asistencia de Kaká. El francés volvió a probar suerte un minuto después desde lejos del área.

Pellegrini puso toda la carne en el asador a cuarto de hora para el final. Dio entrada al capitán Raúl por Arbeloa. Ese hueco en la zona defensiva madridista la aprovechó Abidal para subir hasta el área y lanzar un obús raso que se fue por poquito. Los dos equipos apretaron los dientes porque el marcador seguía abierto.

Córner a córner, el Real Madrid encerró al Barça en los últimos minutos. En uno de ellos, Benzema volvió a desperdiciar otra ocasión dentro del área. 

La tensión de los últimos minutos provocó que Lass viera la segunda amarilla y dejara la contienda igualada. Diez hombres a cada bando. Las embestidas blancas acabaron diluídas y el Barça se llevó finalmente la victoria en el clásico.

FC Barcelona, 1: Valdés; Alves, Puyol, Piqué, Abidal; Xavi, Sergio, Keita (Touré Yayá, min. 65) ; Messi, Henry (Ibrahimovic, min. 50) e Iniesta.

Real Madrid, 0: Casillas; Sergio Ramos, Pepe, Albiol, Arbeloa (Raúl, min. 73); Lass Diarra, Xabi Alonso, Kaká, Marcelo; Cristiano Ronaldo (Benzema, min. 65) y Higuaín.

Goles: 1-0 Zlatan Ibrahimovic (min.55).

Árbitro: Undiano Mallenco, del colegio navarro.

Horario: 19:00 horas.

Estadio: Camp Nou