Público
Público

Otro icono caído en la casa del deporte

Lissavetzky asegura que la lucha contra el dopaje es prioritaria

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En la fachada central del edificio del Consejo Superior de Deportes, en la Ciudad Universitaria de Madrid, cuelgan unos grandes murales con fotografías de los deportistas españoles de mayor éxito. Entre ellos, los de Marta Domínguez y Contador. La imagen de estos iconos deportivos sustenta una campaña del CSD con el lema Campeones por Europa. Tras los últimos casos de presunto dopaje o tráfico de sustancias, la sombra de la duda se cierne sobre la que Jaime Lissavetzky, secretario de Estado para el Deporte, llama 'la casa del deporte'.

Por eso, su máximo responsable tuvo ayer un día duro. A media mañana, Lissavetzky recibía la medalla de oro del mérito piragüístico. Junto a él, grandes medallistas olímpicos como David Cal, Herminio Menéndez o Díaz Flor. Todas las conversaciones giraban en torno al caso de Marta Domínguez. Pero Lissavetzky navegó en aguas turbulentas con firmeza. 'Los peores momentos que puede vivir un responsable del deporte son cuando alguna sombra como el dopaje, la violencia o el racismo se manifiestan. Son momentos tristes, pero el compromiso existe y la lucha contra el dopaje es una prioridad'.

El secretario de Estado para el Deporte reconoció a Público el daño que recibe la imagen de España: 'El deporte es la principal tarjeta de presentación de España. Evidentemente, a nivel internacional estas cosas tienen su repercusión, pero también el mensaje es claro, aquí se está trabajando, aquí no se oculta nada, en ese sentido vamos a seguir en esa línea'.

'Son momentos tristes, pero el compromiso existe y la lucha contra el dopaje es una prioridad'Los murales que cuelgan de la fachada principal no son sino una muestra del esplendor del deporte español. De su llamada edad de oro. Una época que con los últimos casos comienza a ponerse en entredicho. No lo cree así Lissavetzky, que asegura que 'la inmensa mayoría de los deportistas están limpios, habida cuenta de que el porcentaje de positivos en laboratorios españoles es similar a los que se producen en otros del mundo. El 99% de los grandes éxitos del deporte español no están manchados por temas de dopaje en esta edad de oro del deporte español', zanjó.

Pero las sospechas y las dudas crecen y crecen. Sobre todo cuando aparecen nombres ya implicados en anteriores operaciones. Lissavetzky responde a Público con firmeza: 'Si me preguntas a mí como secretario de Estado, lo único que puedo decir y con la cabeza muy alta es que España se ha puesto a la vanguardia de la lucha contra el dopaje. Son pocos los países que tienen leyes como la nuestra. Estamos a nivel de Italia, Francia, Reino Unido y los grandes países europeos'.

Según Lissavetzky, 'dimos un salto muy importante. Ha habido muchas operaciones, gente detenida e imputada que trabajaban en gimnasios y que estaban distribuyendo sustancias. Se han desarticulado laboratorios clandestinos y ha habido un operación de gran envergadura, justo antes de entrar en vigor la ley, en la que estaba implicado Eufemiano. Con casos como este se demuestra que el sistema español funciona', explica el secretario de Estado.