Público
Público

Dos ideólogos con diferente camino

Los directores de España y Serbia pugnarán por imponer el estilo del duelo de cuartos de final del Mundobasket

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

De su cruce saldría un tipo excepcional. Un jugador al que sólo los dólares de Grecia podrían retrasar su ineludible destino: la NBA. Juntos, Ricky Rubio y Milos Teodosic aglutinan todo el torrente de ideas. Carácter, talento, agilidad en la toma de decisiones, buen tiro, físico, magia Por separado, pujan por la supremacía de su propuesta. Un choque de escuelas que acabará el día que Europa, el hábitat saludable para el físico de Teodosic, no pueda evitar la fuga de Ricky a la NBA.

Teodosic es el ideólogo de Serbia. Mayor que Ricky (23 años frente a 19) y con un perfil más academicista, como Raúl López, que recuerda el cada vez más olvidado mundo de los 1. Directores con velocidad de crucero, sin la arrancada brutal de Ricky, el mayor exponente del juego directo, de penetrar y doblar, de la asistencia con guiño de show. Teodosic lee el juego como siempre se ha hecho en Europa. Buen manejo de balón, paciencia, búsqueda de ventajas a través de bloqueos directos o su recurso preferido: el pick&roll.

'A mí me gusta el base clásico, siempre me he fijado y he intentado aprender de estos bases, lo que pasa es que no se puede hacer nada contra la evolución del juego, cada vez es más físico', apunta Raúl López. 'Ahora cada vez se necesita pensar menos y actuar mucho más rápido', incide el segundo base de la selección. Ambos, Ricky y Teodosic, han desarrollado esa capacidad. Sobresalen en el pase rápido que construye ventajas para los tiradores. Navarro o Rudy se aprovechan en España. Teodosic, sin embargo, es más de autogestión. Notable tirador de tres, ágil buscándose espacios y efectivo en el lanzamiento tras bote o bloqueo, una capacidad de la que abusa.

Ricky, por el contrario, aún anda madurando su mecánica desde el 6,25. En ello ha incidido Xavi Pascual desde que fichó por el Barça. Porque pensar poco (en realidad mucho y rápido), anotar más y los rápidos desplazamientos laterales en defensa la gran virtud de Ricky ante Teodosic son exigencias en la NBA. De la teoría no participa Raúl López. 'Hay bases que tienen que anotar para jugar bien, pero otros no necesitan hacerlo tanto para que funcione al equipo', sostiene.

Ricky no apareció hasta el partido de Grecia y esa rémora desequilibró a España en la primera fase. Serbia, por su parte, se agarró a Rasic en los dos partidos de sanción a Teodosic, por la pelea en el choque amistoso ante Grecia, y en el último cuarto de octavos ante Croacia. 'Mañana (por hoy) es un partido que se moverá en función de ellos', relata Savanovic, jugador del Valencia. Las sensaciones favorecen a Ricky. En la final del Europeo, se sumó a la exhibición de Pau. En la Euroliga, él ideó la fiesta del Barça ante el Olympiacos.

'El mejor partido de Milos en el Mundial está aún por llegar', asegura Savanovic. Lo mismo sucede con Ricky.