Público
Público

"Es ilógico que la UCI esté contra nosotros, al otro lado de la mesa"

Entrevista a Juan Carlos Castaño, presidente de la Federación Española de ciclismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Juan Carlos Castaño también se juega mucho estos días en Lausana. Aunque no esté allí, el presidente de la Federación Española de ciclismo espera que sus abogados convenzan al TAS de que obraron bien al exculpar a Contador de dopaje.

En este momento, en Lausana, los representantes de su federación se enfrentan a los de la Unión Ciclista Internacional (UCI). ¿Eso no le sabe mal?

Cuando se abre un expediente internacional, como consecuencia de un control de la UCI, y de repente lo envían a nuestro Comité de Competición, para mí ese comité se transforma automáticamente en un comité internacional. Y cuando ese comité resuelve, porque se lo han encargado, entonces nos dicen: 'No estoy de acuerdo contigo y recurro contra ti'. Sí, es ilógico que la UCI esté al otro lado de la mesa en el juicio, contra nosotros. Porque si me delegas algo, pues tienes que respetar la decisión. Es incoherente.

Los procedimientos son así.

Por eso he solicitado que se cree un tribunal internacional para estos casos. La lógica me dice que si no te fías de mí, no me mandes juzgar algo. O sea, 'que decida España, pero si no me gusta, yo te lo recurro', eso es lo que ha hecho la UCI.

'Como perdamos el juicio, habrá que pagar las costas, una bestialidad'

Y si el TAS resuelve en contra de Contador, eso les va a costar dinero a ustedes.

Claro, tendremos que pagar las costas al 50% con el deportista.

¿Sería muy caro?

Una bestialidad. Calcule todos los expertos de la AMA, los alojamientos del tribunal, los viajes. Un gasto importante. En el caso de Valverde tuvimos que pagar 30.000 francos suizos y sólo nos tocaba tangencialmente.

¿Y cómo están viviendo ustedes este juicio?

Hay dos partes. La que nos afecta va hasta febrero de 2011, cuando terminó nuestra función. Y la segunda incluye todo lo que se ha generado después. La misión de nuestros abogados es que el TAS acepte que el balance de probabilidades fue correcto.

Después han entrado en acción los plastificantes.

Sí. Posteriormente se habla de ftalatos [plastificantes], transfusiones... Eso no existía para nosotros porque la propia UCI excluía esas opciones y se limitaba a hablar de la contaminación alimentaria.

Hubo mucho ruido político en el caso Contador'...

Sí, y eso molestó a la UCI. Pero no hubo intromisión. Hubo una precipitación por parte del presidente del Gobierno, el presidente de la Audiencia Nacional y el jefe de la oposición. Rajoy fue menos contundente, pero que opinara el presidente de la nación fue determinante y nos puso en mal escaparate. Fue incómodo porque, hicieses lo que hicieses, la gente diría: 'Lo haces porque te lo han ordenado'. Y yo aseguro que 48 horas antes de que hablara el presidente, el comité ya me había transmitido que estaban redactando la resolución y que iban a archivar el tema.

Usted conoce bien a Contador. ¿Cuál es su postura sobre el dopaje?

Lo conozco desde que era cadete y corría en el equipo contrario al nuestro, la Uni' de Pinto. Ha pasado cientos de controles y no ha habido ni un ápice de duda sobre su limpieza. Representa el cambio de mentalidad frente al dopaje.

¿Y cómo ha ido Alberto a Suiza? ¿Le ve preocupado?

Creo que no. Desde el primer momento ha defendido con mucha convicción su inocencia y ha dado siempre la cara.

'Si me delegas algo, pues tienes que respetar la decisión; es incoherente'

Este juicio contrasta con la gran noticia de 2011: cero positivos en el ciclismo español.

La lucha contra el dopaje es permanente y en ningún momento se bajan los brazos. El hecho de que no haya ningún resultado adverso en 2011 no significa que no haya que seguir luchando.

¿Hay una nueva mentalidad, opuesta al dopaje, en los ciclistas españoles?

Creo que sí. Además del miedo a los controles, empieza a haber un convencimiento de que el dopaje no es el camino. Y que el que hace trampas, será cazado. En esta casa trabajamos en la formación desde hace tres años, mediante el programa Prevenir para ganar.

¿Cuánto ha ayudado el pasaporte biológico?

Es una medida más: rendir cuentas de forma permanente. Y no hay posibilidad de saltarse las normas porque salta una alerta y un seguimiento, en forma de controles, mucho mayor.

Mosquera, recién sancionado por su positivo de 2010, ha declarado: 'La Federación Española va contra mí'. ¿Algo que comentar?

El Comité de Competición ha tratado de ser lo más justo posible en este caso. Cada uno puede pensar lo que quiera, pero el Código Mundial es así y yo digo si la sanción es justa o injusta, excesiva o no excesiva. Se ha podido defender y se la ha aplicado la ley.