Publicado: 11.07.2016 07:34 |Actualizado: 11.07.2016 07:34

Ellas también impartirán justicia
en la Liga femenina de fútbol

El Comité Técnico de Árbitros trabaja en un proyecto para que la Liga femenina sea pitada por un cuerpo de élite de 20 árbitras. El proyecto lo lidera Marisa Villa, ex colegiada de Primera División. Este año será experimental y verá la luz en la temporada 2017-2018.

Publicidad
Media: 2
Votos: 1
Comentarios:
La colegiada Marta Huerta antes del comienzo de la semifinal de la Copa del Reina entre el Levante y el Barça.

La colegiada Marta Huerta antes del comienzo de la semifinal de la Copa del Reina entre el Levante y el Barça.

MADRID.- Ya nadie duda de que la Liga femenina del fútbol español ha dado un salto de calidad importante en los últimos meses. Algo que promete ser mayor a partir de la próxima temporada 2016-2017, más cuando además contará con el soporte audiovisual de la televisión. Desde principios de este año la máxima competición de féminas de nuestro país cuenta con el inestimable apoyo de la televisión que ha estado ofreciendo retransmisiones de los encuentros de la Primera división. Se ha tratado de una prueba que será realidad con el inicio de la próxima campaña.

Pues bien en este crecimiento “express” que experimenta la máxima competición de féminas de nuestro país, debemos sumar otra iniciativa más. Un proyecto ambicioso que pretende dotarle de mayor personalidad aún a la competición. Y no es otro que conseguir que la Liga española de mujeres sea arbitrado íntegramente por mujeres.



Y para nada se trata de un sueño irrealizable. Es el objetivo que se ha marcado como prioritario el Comité Técnico de Árbitros, con su presidente Vitoriano Sánchez Arminio a la cabeza, y que ha delegado en Marisa Villa, primera mujer colegiada en el fútbol español, con 17 años de trayectoria como asistente tanto en España como en partidos internacionales en Juegos Olímpicos o campeonatos de UEFA y FIFA. “Es un proyecto muy bonito y muy bueno porque además nos va a permitir no perder a tantas mujeres que sueñan con llegar a la élite del arbitraje”, nos confiesa Marisa Villa. QuÉ mejor que una mujer para trazar y diseñar este proyecto que implica un enorme reconocimiento de la mujer.

Marisa Villa: "Es un proyecto muy bonito y muy bueno porque además nos va a permitir no perder a tantas mujeres que sueñan con llegar a la élite del arbitraje"

La pregunta que surge inmediatamente es: ¿Por qué se pierden a tantas mujeres que quieren ser árbitros? La explicación es bien sencilla. Hasta el día de hoy, todas aquellas mujeres que quieren pitar en categoría nacional deben superar las mismas pruebas que los hombres. Pruebas que cuando llegan a la categoría de Tercera división o Segunda B se complican enormemente, pasando a ser imposibles de superar para cualquier mujer en el momento que pretenden ascender a la Segunda o Primera división provocando que muchas chicas y muy buenas se queden en el camino. Según el último censo en poder del CTA actualmente son 470 mujeres las que se dedican al arbitraje, bien en labores de Árbitro o de asistente. Pero son contadas con los dedos las que avanzan en su trayectoria arbitral.

Sólo una mujer como asistente en Segunda

Tanto es así que actualmente sólo Judith Romano puede presumir de ejercer como asistente en la Segunda División nacional española. Lo lleva siendo desde septiembre del 2014. La Segunda División B apenas cuenta con tres asistentes y sólo es a partir de la Tercera división donde ya encontramos a las primeras seis árbitros y cerca de 13 asistentes mujeres. Si bien Marisa Villa defiende la total igualdad y tiene claro que “si estás en la masculina debes pasar las primeras pruebas que los hombres. No debe haber distinción como no lo hubo conmigo”, sí tiene claro que este nuevo proyecto en la Liga femenina abre la puerta a toda esta nueva generación de mujeres que quieren triunfar en el arbitraje.

Es el caso de Marta Frias, árbitro internacional desde hace cinco años, pero que es consciente de la imposibilidad de progresar en el masculino por culpa de las pruebas: "Las mujeres somos diferentes a los hombres. Los tiempos en las pruebas físicas que actualmente exigen a los hombres son prácticamente de super atletas…para mí es inviable como mujer”.

La colegiada Marta Frías posando con las capitanas de Barça y Atlético antes de un partido.

La colegiada Marta Frías posando con las capitanas de Barça y Atlético antes de un partido.

Un cuerpo de élite de árbitras para la Liga femenina

A partir de esta próxima temporada todas las mujeres podrán empezar a soñar con tocar la élite, la máxima competición del fútbol femenino

Pero estas trabas se van acabar. A partir de esta próxima temporada todas las mujeres podrán empezar a soñar con tocar la élite, la máxima competición del fútbol femenino. Este ambicioso proyecto emprendido por el estamento arbitral consta de dos fases. Durante esta próxima temporada un grupo de árbitros mujeres pitarán encuentros de la Segunda y Primera división femenina. De hecho la intención es que la categoría de plata sea arbitrada casi en su totalidad por mujeres.

Se trata del paso previo al desembarco total previsto inicialmente para la temporada 2017-2018. Será entonces cuando quedará configurado ese cuerpo de élite de mujeres árbitras para esta Primera División femenina. Elección que saldrá en parte del “Curso de Talentos” que Marisa Villa y el CTA pretende organizar para mayo 2017 y donde podrán acudir las 2 o 3 mejores árbitras de cada Comité. “Creo que es la mejor forma para que las mujeres árbitro encuentren una salida, un reconocimiento a su carrera. Además de ser un estímulo para todas aquellas arbitras que hasta ahora veían imposible triunfar en el fútbol masculino”.

Marta Huertas: "Este proyecto es algo importantísimo. Hasta ahora había chicas que valían pero se quedaban en el camino por el hándicap de las pruebas"

En estos mismos términos se expresa Marta Huerta, arbitra tinerfeña en Primera división y que acaba de estrenar internacionalidad. “Este proyecto es algo importantísimo. Hasta ahora había chicas que valían pero se quedaban en el camino por el hándicap de las pruebas. Sin duda este proyecto es el escaparate ideal para todas aquellas mujeres que estén ahora dudando si meterse en el mundo del arbitraje”.

Asemejarse a Ligas como en Alemania, Suecia, Dinamarca o Inglaterra

Un proyecto que no sólo requiere de poder formar a un grupo de mujeres preparadas para pitar los partidos de la máxima competición internacional de mujeres. También hay que dotarle de un soporte económico para poder pagar sus transportes, comidas, dietas por desplazamientos, sueldos por partido etc... Y es también en todo esto en lo que trabaja actualmente Marisa Villa junto al resto del estamento arbitral. No es fácil lograr un soporte económico.

Marisa Villa: "La mejor forma de promocionar el fútbol femenino en nuestro país es que sea pitado por árbitras"

El propósito no es otro que parecerse a las grandes ligas femeninas europeas donde ya son pitadas siempre por mujeres. Son los casos de Alemania, Suecia, Dinamarca, Inglaterra, Bélgica etc.. "Sin duda la mejor forma de promocionar el fútbol femenino en nuestro país es que sea pitado por árbitras”, asegura categóricamente Marisa Villa. No sólo eso, además abrirá las puertas a todas ellas a poder lograr de una forma más directa la internacionalidad de FIFA. Algo que actualmente es muy difícil.

Marta Huerta siguiendo un lance de un encuentro.

Marta Huerta siguiendo un lance de un encuentro.

Las dos “Martas”, Huerta y Frías, son de las pocas privilegiadas. “En UEFA y en FIFA la verdad que siempre nos tratan como unas reinas. Aquí en España, gracias a Marisa Villa, se nos trata también muy bien pero todavía estamos lejos del peso que las mujeres tienen en otros países”, asegura Marta Frías quien además apunta que “sin duda es un gran avance, igual debió haberse hecho antes, pero más vale tarde que nunca. Es el reflejo evidente del crecimiento del fútbol femenino”.

Marta Frías: "El sueño de cualquier arbitro es poder pitar finales. Yo he pitado recientemente la final de la Copa de la Reina, siendo una experiencia maravillosa"

Recientemente ya se han probado cómo será esta gran “liga de mujeres pitada por mujeres”. Ha sido con motivo de la fase final de la Copa de la Reina que se celebró a finales del pasado mes de junio en la Ciudad Deportiva de Las Rozas y que acabó adjudicándose el Atlético de Madrid. Las dos semifinales y la gran final han sido pitadas por mujeres, concretamente esta última por Marta Frías: “La verdad que el sueño de cualquier arbitro es poder pitar finales. Yo he pitado recientemente la final de la Copa de la Reina, siendo una experiencia maravillosa. Ahora mi próximo reto es poder pitar una final a nivel internacional”.

Son ya cerca de 50 los compromisos internacionales femeninos que lleva pitados esta aragonesa. Marta Huerta también fue designada para la primera semifinal entre el Barcelona y Levante. Sin duda un premio “final extraordinario a mi temporada donde ya he pitado también partidos de Tercera y en Primera nacional femenina como el Valencia- Athletic de Bilbao”.

Un paso importantísimo hacia la igualdad

Marta Huerta: "La sociedad necesita ver a las mujeres en los cargos de responsabilidad como suceden en otras muchas profesiones. Más en este deporte que es tan masculino"

Este proyecto no sólo implica dotar a la mujer, a su competición, de unas condiciones similares respecto a la competición masculina, también significa un paso importantísimo en favor de la igualdad. Marta Huerta lo tiene bien claro: “Es un orgullo increíble poder ver un partido de la liga española pitado por una mujer. La sociedad necesita ver a las mujeres en los cargos de responsabilidad como suceden en otras muchas profesiones. Más en este deporte que es tan masculino o marcado tanto por los hombres”.

Marta Frías señala la línea de una barrera.

Marta Frías señala la línea de una barrera.

Para Marta Frías este cuerpo de elite de árbitros mujeres “implica sumar, avanzar, seguir creciendo. Nosotras somos las primeras que tenemos ahora el reto de conseguir que la liga femenina española sea más competitiva con la presencia de árbitros mujeres. Es una forma de poder seguir dando pasos de gigante para tratar de equipararnos a la masculina”.

A Marisa Villa, impulsora del proyecto, se le forma una gran sonrisa en la cara en cuanto le preguntas sobre esto: “Esto implica acabar con esas trabas que teníamos las mujeres de mi época cuando empezábamos. El hecho de que ahora se puedan sentir respaldadas, arropadas es tan importante. Nosotros trabajamos para que así sea y cuando lo consigamos definitivamente yo seré la persona más feliz del mundo”.

Los trazos ya están diseñados, el proyecto ya tiene fondo y forma. Ahora sólo falta ponerlo en marcha. El sueño de una Primera división femenina de mujeres pitada por árbitros mujeres está más cerca. Vayan quedándose con estos nombres. Marta Frías, árbitra aragonesa, internacional desde hace cinco años y actualmente forma parte del grupo 2 de árbitras de UEFA. Marta Huerta, palentina de nacimiento pero adscrita al colegio tinerfeño e internacional desde el 1 de enero de este año 2016. Sumen otros nombres como Yolanda Parga, Rocío Puente, Guadalupe Porras etc... Son las árbitras y asistentes del futuro en el fútbol femenino español. Se acabaron las discriminaciones, ya es hora de tratar a todos por igual. Si los hombres pitan en la liga masculina que sean las mujeres las que hagan lo mismo en su competición.

Etiquetas