Público
Público

Inglaterra, entre la queja y el bochorno

Críticas a Larrionda y al 11 de Capello

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'No entiendo que en la sociedad de la tecnología puedan darse este tipo de errores'. Las quejas de Capello, por el gol no confirmado de Lampard, encendieron el Internet de las Islas. Cascadas de imágenes, desde todos los ángulos, sobre el bote del balón se acompañaron de grandilocuentes titulares con un gran culpable: el árbitro uruguayo Larrionda.

'Franks para nada', tituló The Sun en la portada de su web, haciendo un juego de palabras con el nombre del medio del Chelsea. Dentro de la crónica se lee que 'Inglaterra cayó eliminada del Mundial por la torpeza de los árbitros al no ver, vergonzosamente, el gol de Lampard que igualaba'. Al lado, una segunda pieza se centró en la polémica jugada con una captura que demostró que el balón entró de forma meridiana. 'Eres un árbitro inútil. Las repeticiones demuestran que la vaselina de Lampard sobrepasa por lo menos un metro la línea de meta', insistió The Sun.

'Alemania derriba la defensa inglesa', abrió The Guardian. El periódico inglés reconoció 'la superioridad germana', pero recoge que 'el árbitro y su asistente no notaron que el tiro de Lampard sobrepasó en uno o dos pies la línea'. Un escueto 'Inglaterra vencida', con el resultado (4-1), fue la apertura del prestigioso The Times. 'Inglaterra sufre una humillación a manos de Alemania (con mucha ayuda del árbitro)', tituló The Daily Mail.

Diferente fue la visión de los medios germanos que reconocieron la legalidad del gol inglés, pero consideraron 'justo' el triunfo alemán. 'Una Alemania espléndida jugará los cuartos', tituló Frankfurter Alllegemeine Zeitung. El texto recordó que el tanto 'compensó el error' del 66, cuando el árbitro concedió un gol que no fue de Inglaterra, marcado por Hurst, y que sirvió para que a la postre los pross ganaran el Mundial a Alemania(4-2)

'Gran Muller, superioridad alemana', se leyó en Spiegel, que también escribe que Alemania 'paga a Inglaterra con la misma moneda 44 años después'.