Público
Público

Inglaterra saca el doble pivote

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Se acabó la guerra. La eterna disputa por el puesto de apertura en la selección inglesa de rugby entre el mítico Jonny Wilkinson y su gran rival, Toby Flood, terminará mañana por la mañana, en el decisivo encuentro de cuartos de final ante Francia, con una decisión salomónica: que jueguen los dos.

Wilkinson, del Toulon francés, jugará como apertura y tendrá a su lado a Flood, que se desplazará al puesto de primer centro. La decisión del seleccionador inglés, Martin Johnson, implica dar la vuelta como un calcetín al XV de la Rosa. El técnico se ve obligado a realizar cuatro sustituciones con la entrada de Flood en lugar de Tindall, la del segunda línea Palmer en el puesto de Lawes, el regreso de Easter como octavo sustituyendo a Haskell y el de Cueto como ala, en lugar del suspendido Armitage.

La última ocasión en la que Wilkinson (32 años y 90 veces internacional) y Flood (26 años y 45 camisetas nacionales) se asociaron como titulares tuvo lugar en febrero de 2010. El experimento fue positivo: Inglaterra tumbó a Gales (30-17) en un partido del Seis Naciones.

Pero la pugna Wilkinson-Flood vivió ayer su último duelo en el entrenamiento final celebrado en Auckland. Los dos jugadores efectuaron una sesión de tiros a palos para decidir quién asumirá la responsabilidad de patear ante Francia. El duelo tuvo lugar a puerta cerrada. Flood, perteneciente al Leicester, tiene mejor balance que Wilkinson en tiros a palos en la historia de los Mundiales: 10 de 13. Por su parte el apertura del Toulon se ha quedado en 9 de 20.

Además del Inglaterra-Francia, los cuartos de final del Mundial que se disputa en Nueva Zelanda se completan con otros tres grandes choques: Irlanda-Gales (también la próxima madrugada), Suráfrica-Australia y Nueva Zelanda-Argentina, estos últimos en la madrugada del domingo.

Los All Blacks parten como claros favoritos ante Argentina a pesar de la baja por lesión de su hombre más importante, el apertura Dan Carter, lesionado en los isquiotibiales. Irlanda aparece como favorita ante el XV del Puerro con base en su impresionante arranque con cuatro victorias en este Mundial. También está invicta Suráfrica, que cuenta con serias opciones de derrotar a los australianos.