Público
Público

Los ingleses van al copo

Manchester yArsenal completan los cuartos de final de la 'Champions' tras eliminar al Inter y al Roma

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los conjuntos ingleses van lanzados en Europa. El Manchester, defensor del título no iba, claro, a ser la excepción. El fútbol de nota que se gastan los 'diablos rojos' esta temporada aniquiló las pretensiones del Inter de Milán. Cumpliendo el pronóstico que le daba como favorito y frustrando los planes del portugués José Mourinho, el Manchester United se metió en cuartos de final de la Liga de Campeones tras imponerse en Old Trafford por 2-0 a un Inter que despilfarró ocasiones.

Pese a que Mourinho es un gran conocedor del fútbol inglés, el United fue el once que marcó las directrices. Salió arrollador pero se encontró con un Inter dispuesto a no regalar nada.

El Arsenal se impuso en una eterna tanda de penaltis y pasó a cuartos de la Liga de Campeones después de que el tiempo reglamentario transcurriera con un gol del Roma que equilibró la ventaja obtenida por los 'gunners' en el partido de ida disputado en Londres.

El encuentro comenzó con el equipo local amenazado por la desventaja del gol encajado en Londres y el fantasma del poderoso fútbol inglés que ayer acabó con el Juventus y hoy eliminó al Inter y, tras una dramática muerte súbita, al Roma. El pronto gol de Juan, en el minuto 9, convirtió el partido de vuelta de octavos en una eliminatoria a un partido en casa del Roma. A partir de ahí las oportunidades escasearon y hubo que llegar a los penaltis.


2.- Manchester United: Van der Sar, O'Shea, Ferdinand, Vidic, Evra, Ronaldo, Carrick, Scholes (Anderson, m.70), Giggs, Rooney (Ji Sung Park, m.85) y Berbatov.

0.- Inter de Milán: Julio Cesar, Maicon, Cordoba, Samuel, Santon, Zanetti, Cambiasso, Vieira (Muntari, m.45), Stankovic (Adriano, m.57), Ibrahimovic y Balotelli (Figo, m.70)

Goles: 1-0, m.4: Nemanja Vidic; 2-0, m.49: Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Wolfgang Stark (ALE). Sacó amarilla a Walter Samuel y a Sulley Muntar, del Inter, y a Rooney, del Manchester United.

Incidencias: Partido de vuelta de los octavos de final de la Liga de Campeones, disputado en el estadio de Old Trafford, en Manchester, ante un público de aproximadamente 68.000 espectadores.