Público
Público

Iniesta, el fetiche victorioso del Barça

El manchego suma 45 partidos en Liga sin conocer la derrota

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Quizá no sea casualidad que el buen momento de juego que atraviesa el Barcelona, el mejor del curso según viene diciendo últimamente Pep Guardiola, haya coincidido con la puesta a punto de Iniesta, el jugador que, junto a Xavi, maneja los destinos azulgrana. El centrocampista manchego es sinónimo de fútbol exquisito, de clarividencia, de visión panorámica y asistencias precisas; de goles como el Iniestazo ante el Chelsea, aunque eso ya sea más raro. También de triunfo. En este Barça de los récords, Iniesta acumula una estadística personal impresionante, casi impoluta: 45 partidos de Liga sin perder vistiendo la camiseta azulgrana.

Ni Messi, ni Xavi, ni ningún otro jugador del Barcelona pueden presumir de no contar una sola derrota en los últimos 45 partidos de Liga en los que se vistieron para saltar al campo. Iniesta, sí. Sus recuerdos de una derrota en la competición doméstica se remontan al primer partido de la temporada pasada, cuando el equipo dirigido por Guardiola saldó su debut cayendo ante el Numancia (1-0), en Los Pajaritos. Desde entonces, el manchego sólo ha protagonizado victorias (37) y empates (8) y amenaza el récord logrado por Emilio Butragueño, a finales de los ochenta, cuando enlazó 50 partidos sin perder.

El récord lo tiene Butragueño con 50, a finales de los ochenta

'Iniesta nos da mucho, es un jugador impresionante', repite Guardiola cada vez que se le pregunta por el manchego. 'Eso son anécdotas, que están muy bien, pero lo importante son los triunfos colectivos', relativiza el medio azulgrana con su proverbial modestia y su espíritu colectivo del juego. No en vano, Iniesta arriesgó incluso su físico para poder disputar la final de la Liga de Campeones y contribuir a la conquista del tercer cetro europeo ante el Man-chester United. Suyo había sido el golazo, en el último minuto, que había permitido al Barça dejar al Chelsea en la cuneta y avanzar hasta la final de Roma y no quiso perdérsela.

Pese a que las lesiones musculares perturbaron su curso y, tras la final de la Champions, le mantuvieron apartado del equipo hasta el segundo partido de Liga de esta temporada. Iniesta se perdió la Supercopa de España y de Europa y el primer partido del torneo liguero, ante el Sporting. Reapareció ante el Getafe, próximo rival del Barça, y, sin tiempo a coger el tono que le define, otra lesión le apartó de la final del Mundial de Clubes de Abu Dabi. En aquella ocasión, Iniesta optó por la prudencia y no se jugó el tipo.

Antes, a finales del pasado noviembre, el centrocampista azulgrana había tenido ocasión que recordar lo que significa una derrota, en la Liga de Campeones, ante el Rubín Kazan (1-2). Sensaciones que revivió ya este año, tras su recuperación, en los cuartos de final de la Copa del Rey frente al Sevilla (1-2). No estuvo allí Puyol, el otro jugador que rivaliza con Iniesta por eregirse en el fetiche victorioso del equipo de Guardiola.

Puyol acumula 41 partidos sin perder, pero entre todos los torneos

El capitán del Barça no ha protagonizado ninguna derrota en sus últimos 41 partidos con la zamarra azulgrana, pero con una diferencia: su marca tiene en cuenta todas las competiciones, no sólo la Liga. Puyol perdió por última vez un encuentro en el Calderón, en aquel 4-3 del Atlético que permitió al Madrid apretar a los azulgrana en la lucha por el título de Liga. Como Iniesta, no estuvo en las dos últimas derrotas del Barça el curso pasado (Mallorca y Osasuna), ni en las del Rubín Kazan y el Sevilla en Copa.

'Sin su presencia no estaríamos aquí. Ha solucionado problemas de todo dios. Es el jugador que nos ha dado más rendimiento', le elogió Guardiola, tras la última victoria ante el Sporting, sin tener en cuenta su estadística. El capitán se ha ganado la confianza del técnico y manda en la zaga sin discusión. D