Público
Público

El instinto de Javi Guerra marca el paso

El Valladolid derrota al Elche (1-0)

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Javi Guerra es un palo de área. Se mueve poco, pero cada paso que da tiene mucho que ver con el gol. Es uno de esos cazagoles ajenos al juego. Le da igual que su equipo produzca mucho o poco fútbol. No se desconecta de lo que mejor hace, marcar goles, aunque le caigan pocos balones francos. Ayer le cayeron dos en una hora. El primero, al poco de empezar el partido fue casi gol. El segundo no lo perdonó. Un cabezazo aguardado en el sitio exacto donde intuyó que iría el excelente pase de Barragán.

Tiene Javi Guerra más instinto que juego y con eso se ha convertido en el segundo mejor goleador de la categoría y en el aglutinador de las esperanzas de ascenso del Valladolid.

El solitario tanto de Javi Guerra deshizo un partido bronco y gritón. Un duelo con aires macarrónicos desde su comienzo. Parecieron tener más empeño los dos equipos en imponerse al árbitro que con la pelota. Hubo poco fútbol colectivo en ataque. El Valladolid se limitó a las escaramuzas de Sisi, siempre dispuesto solucionar los partidos desde el desborde. Fue un dolor de cabeza para Carpio.

El Elche, con el partido de vuelta en la cabeza, se estiró poco. Sus escaramuzas casi siempre fueron intentonas aisladas de Cristóbal, aunque de la confusión y de un error de Javi Jiménez en la salida de un córner Héctor Verdes pudo sacar provecho. Fue su única gran ocasión. Muy poco.