Público
Público

"En el Inter estoy feliz; ahora gano partidos"

Dejó el Atlético a su pesar, por culpa de un incidente que trata de olvidar y del que se declara inocente. En Milán ha vuelto a sonreír.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Casi un mes fuera del Atlético, entregado al Inter. Casi dos desde que Aguirre decidiera apartarle del equipo, señalado por indisciplinado e irrespetuoso. Maniche ríe de nuevo, disfruta otra vez con el fútbol. Rodeado de amigos, como Figo, y arropado por el vestuario, el jugador quiere volver a su mejor versión. Sonríe y bromea mientras se entrena. Le han recibido con los brazos abiertos. 'Ha llegado muy bien, está hecho un toro', dice Francesco Brancha, uno de los médicos del club italiano.

¿Qué tal en el Inter?

Muy a gusto. Las cosas marchan. El equipo gana, está en semifinales de Copa y arriba en la Liga. Y he encontrado un grupo fantástico y experimentado. Todos me ayudan a adaptarme. Estoy muy feliz aquí.

¿Nota la diferencia?

Hay que trabajar en todas las circunstancias, te guste o no. Cobras por entrenarte y por respetar a todo el mundo. Hay que aceptar las maneras de cada entrenador y estar a gusto.

¿Habla usted de respeto después de lo que le pasó en el Atlético?

Eso ya es un tema pasado. Sólo voy a valorar las cosas positivas. Estoy muy a gusto aquí. Trabajo para jugar y ganar. Eso es lo importante para mí ahora. El pasado se queda ahí. No voy a darle importancia.

¿Echa de menos el Atlético?

Obviamente. Todo el mundo sabe que no fui yo quien decidió abandonar el Atlético. Fueron la directiva y el entrenador los que tomaron la decisión. Con todo el respeto, le confieso que me quedé algo sorprendido. Pero en la vida hay que estar preparado para lo bueno y lo malo. Lo importante es que he dejado muchos amigos y hablo con ellos regularmente.

Ellos también se acuerdan, demasiado, de usted.

Sí, lo sé. Son grandes recuerdos, amistades que me llevo. Les pregunto de corazón cómo va el equipo, les deseo suerte. No guardo rencor a nadie. Sólo hubo una discusión, nada más. Ahora hay que mirar adelante.

Varios sectores de la directiva consideran que fue un error permitir su salida.

Bueno. Esas cosas son normales cuando los resultados no salen bien. Pero lo dicho, no dependió de mí. Estaba a gusto, las cosas me empezaban a ir bien, y una discusión motivó mi marcha. Las cosas han sido así. Ya veremos el resultado final. Puede salir bien o mal. A mí, desde luego, me va bien. Ahora gano partidos y estoy en un equipo en el que puedo ganar muchos más.

¿Reconocerá que podía haber demostrado más en el Atlético?

Sí, es verdad. Siempre se necesita un año de adaptación. El primer año tuve altibajos, normal. El equipo también los tuvo. No hay ningún jugador que juegue siempre bien. Esta temporada la adaptación estaba siendo fantástica. Mi familia, además, estaba muy cerca. Ya me había adaptado, estaba a gusto con esos compañeros y esa gran afición, incluso hablaba español. Y de un momento para otro se acabó todo.

¿Una salida inesperada o en el fondo se veía venir?

No era ni imaginable. Cuando firmas un contrato de tres años es porque quieres cumplirlo. Infelizmente no ha podido ser así. Pero ahora sólo pienso en ganar títulos en Italia. Al Atlético le deseo lo mejor. Ahora no gana, pero el fútbol son fases e irá para arriba. Seguro.

¿Le ha molestado lo que se ha dicho de su salida?

Obviamente, a nadie le gusta que hablen mal de él. Y más cuando es injusto. Hubo momentos en los que sí me molestaba lo que se decía, pero no puedes contestar todos los días. Es una parte de tu profesión. Hay que aprender a respetar a los periodistas y a las personas que tienen opiniones diferentes. Yo sólo tengo que trabajar y jugar dentro de mis posibilidades. Los periodistas tienen su trabajo. Obviamente, se ha especulado con cosas que no son ciertas. Lo único que quiero decir es que tengo la conciencia muy tranquila. Desde el primer momento que llegué al Atlético, y aún cuando las cosas me iban mal, dije todo a la cara y tuve la humildad de reconocer qué cosas hice mal.

Pero usted se borró de una convocatoria de Copa y le dijo a Aguirre que no había ganado nada.

Es una discusión que ha quedado ahí. En el vestuario todos saben lo que ha pasado y que tengo la conciencia tranquila por lo ocurrido. Quien no entienda mi conciencia podrá hablar, pero estoy tranquilo porque pienso que tengo razón.

No se enfade, pero da la impresión de que se siente más atlético ahora que cuando estaba aquí.

Por eso que le he dicho antes. Se han dicho cosas que no son verdad. Estaba muy a gusto. Y trabajé duro siempre. Cuando las cosas están bien, se habla bien; cuando las cosas vienen mal, hay que pegar en algo, y pegaron en mí. Es así. Si le haces esto a un jugador con menos experiencia, lo matas. Pero yo tengo experiencia, he pasado por muchas cosas, estoy acostumbrado. Pero es eso, aprendes a disfrutar de un club, de sus profesionales, de la afición, y así todo es más fácil. Es lo que me estaba ocurriendo ya.

Desde que se fue, el Atleti no levanta cabeza...

Lo sigo con atención.

Ahora notan que falta gente en el mediocampo.

Ha tenido unas resultados que han perjudicado. Pero no sabría decir si falta alguien o no. También ha sufrido muchas expulsiones y lesiones que han condicionado. Eso no depende sólo de mi salida.

¿Volvería al Atlético?

Mi objetivo ya es jugar bien y convencer a todo el mundo en el Inter. Son los que han confiado en mí.