Público
Público

El Inter pierde con un cabezazo de Eto'o a lo Zidane

El camerunés derriba a un defensa del Chievo. No fue expulsado, como sí le pasó al astro francés en su encontronazo con Materazzi en la final del Mundial 2006

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Inter de Milán ha vuelto a perder. Esta vez en Verona 1-2 contra el Chievo, un resultado que tambalea definitivamente la permanencia del técnico, Rafa Benítez, y que sitúa a los 'neroazzurri' a nueve puntos del actual líder, el Milan. El Inter no supo sobreponerse hoy a un Chievo muy agresivo que abrió el marcador con un gol de Pellissier en el minuto 29 que puede ser determinante para el futuro del técnico español.

La permanencia de Benítez en el banquillo se tambalea

Además el Inter centró el foco de todas las miradas al protagonizar el momento más tenso de la jornada, cuando en el minuto 36 el delantero Samuel Eto'o propinó al defensa del Chievo César un fuerte cabezazo en el pecho que le derribó.

Una acción que no fue vista por el árbitro, muy similar al episodio protagonizado por Zinedine Zidane cuando golpeó a Materazzi en la final del Mundial de Alemania en 2006, y que quedó pendiente de juicio en las moviolas televisivas con posibilidades de sanción para el camerunés. Precisamente Eto'o intentó acortar distancias en el tiempo añadido con una de sus habituales perlas futbolísticas, acertando en la portería tras serpentear a cuatro adversarios, un gol que sin embargo sólo sirvió de consuelo a los 'neroazzurri'.

El Inter salió al campo con un equipo diezmado por las numerosas bajas que acechan a la plantilla y que han dejado en el banquillo a imprescindibles como Diego Milito, Walter Samuel, Thiago Silva o el portero titular, Julio César. Castellazzi, el guardameta suplente, no supo detener a un Chievo lúcido y muy concreto en su juego.

Sólo el brasileño Lucio superó la difícil prueba que tenía hoy el Inter

Para hacer frente a la escasa plantilla Benítez recuperó al argentino Cambiasso, que saltó al césped después de dos meses de lesión, aunque no concretó ninguna buena acción y fue sustituido por el nigeriano Nwankwo Kanu en el segundo tiempo.

Sólo el brasileño Lucio superó la difícil prueba que tenía hoy el Inter, con buenas acciones en la parte defensiva que en el primer tiempo frenaron a un Pellissier impaciente por sellar un doblete. Benítez tendrá una última oportunidad para detener la crisis que atraviesa en Liga de Campeones ante el Twente holandés, aunque el equipo se aleja cada vez más del 'scudetto'.