Publicado: 09.12.2014 17:34 |Actualizado: 09.12.2014 17:34

Interior culpa al Deportivo por no dar información "concreta" sobre los ultras a la Policía

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El secretario de Estado de Seguridad, Francisco Martínez, y el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal, han comparecido este martes en la Comisión de Interior del Congreso para dar cuenta de la reyerta del pasado 30 de noviembre en los aledaños del estadio Vicente Calderón, que se saldaron con la muerte del ultra de Riazor Blues, Francisco Javier Romero, Jimmy. En la comparecencia se han anunciado los ceses de los coordinadores de Seguridad del Deportivo y del Atlético, la elaboración de un listado de cánticos sancionables en los estadios y las culpas de Interior al club gallego por haber trasladado información "imprecisa" a la Policía sobre el desplazamiento de los ultras a Madrid.

Martínez leyó íntegramente el correo electrónico remitido el jueves 27 de noviembre por el coordinador de Seguridad del conjunto gallego en el que este indicaba que "habiendo hablado con el jefe de seguridad del Deportivo parecer ser que viajarán unos 50 integrantes de Riazor Blues". "No podemos asegurar la compañía que los lleva... lo normal es que se desplacen la misma mañana del domingo", añadía el email. Según añadió el secretario de Estado de Seguridad, al día siguiente se informó por vía telefónica que los Riazor Blues habían conseguido 10 entradas y se informaba que "era posible" que se juntasen con los ultras del Rayo Vallecano, los 'Bukaneros', con los que les une la ideología de extrema izquierda.

Martínez se basó en la "imprecisión" de esta información y en la ausencia de antecedentes violentos entre ambos grupos para argumentar que el partido no fuese considerado del alto riesgo, una figura que se aplica sólo en un 2 por ciento de los 3.000 partidos de fútbol y baloncesto que se celebran a lo largo de un año. Además, destacó que en la temporada 2012/2013 se desplazaron entre 30 y 50 miembros de Riazor Blues a Madrid y tampoco se decretó el alto riesgo y no hubo incidentes. La última información se recibió el sábado, un día antes del partido, cuando la Brigada Provincial de Información de Madrid informó de que el Frente Atlético había quedado para desayunar en un bar.

En consecuencia, zanjó que "el Deportivo no transmitió la información detallada y concreta sobre el desplazamiento de los Riazor Blues" y anunció la apertura de una investigación sobre el procedimiento a través del cual se facilitaron entradas a los ultras. "Sí se puede afirmar que 110 entradas en dos paquetes de 50 y 60 fueron entregadas a los Riazor Blues por parte de la Federación de Peñas del club sin comunicar a la Policía. Lógicamente, no conocer estas informaciones impidió valorar adecuadamente el riesgo. Sin entradas, los hinchas no se habrían desplazado", reiteró Martínez. En relación a si la reyerta fue concertada previamente o no, el dirigente afirmó que "si la pelea fue cuatro horas antes es porque los dos grupos querían pelearse".

Por su parte, Miguel Cardenal ha anunciado la elaboración de un manual de bienvenida a los aficionados que contendrá las "expresiones, cánticos o cualquier otro tipo de manifestaciones rechazables y sancionables" en los estadios, después de las denuncias de la LFP y la expulsión de 17 ultras del Real Madrid por sus gritos contra Leo Messi y Catalunya en el partido contra el Celta de Vigo. Precisamente, Cardenal ha destacado el ejemplo del Real Madrid, que ya fue "pionero" en la lucha contra la violencia en este sentido.

También ha subrayado el esfuerzo del FC Barcelona por erradicar la violencia y la decisión del Atlético de Madrid por "enseñar la puerta" al Frente Atlético, que se escuda detrás de un escudo para generar actos violentos, así como la voluntad del Deportivo por cerrar de forma provisional la grada que habitualmente ocupaban los Riazor Blues en los encuentros de Liga y Copa contra el Málaga. Cardenal ha afirmado que tanto el Atlético como el Deportivo "están librado su batalla con esfuerzo y determinación" para acabar con los violentos. "La repulsa y el hartazgo está generando acciones positivas por doquier. Es el momento, tiene sentido y vale la pena", ha afirmado el presidente del CSD, que solicitó a los grupos de la oposición a luchar de forma conjunta porque "sólo desde la unidad" este intento será "exitoso".

Mientras, Francisco Martínez, anunció un total de seis medidas a poner en marcha por Seguridad para combatir la violencia en los estadios y la puesta en marcha de un protocolo que establece por primera vez una serie de pautas para las fuerzas de seguridad y busca luchar contra la considerada violencia verbal. Entre estas seis medidas se incluye la implantación de "criterios objetivos" que deberán tener en cuenta los coordinadores de Seguridad (cargo policial) de los equipos en colaboración con los responsables de seguridad de los clubes a la hora de redactar informes previos a los partidos para valorar el riesgo.

Dentro de los "criterios objetivos" se incluyen también el número de localidades vendidas, "identificando en su caso los compradores" y los planes de desplazamiento de cada grupo con indicación expresa de las agencias de viajes, los horarios de salida y de llegada. También se emplearán mecanismos para la detección de drogas o se pondrá en marcha un protocolo para identificar cualquier incidente que se pueda identificar como un delito de odio. Interior pondrá en marcha en menos de 15 días un protocolo en el que lleva trabajando varias semanas y que establece por primera vez una serie de pautas para las fuerzas de seguridad.