Público
Público

Intervenciones a sangre y juego

Las Fuerzas de Seguridad han arrestado a más de 500 personas por tráfico de sustancias ilegales desde 2004

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'España es y va a ser un infierno para el dopaje'. La advertencia del secretario de Estado para el Deporte y responsable de la lucha contra el dopaje (AEA), Jaime Lissavetzky, está fechada en mayo de 2009. Cinco meses después, el político estampó su firma junto a la del secretario de Estado de Seguridad, Antonio Camacho, en el convenio de colaboración para la prevención y represión de las prácticas ilegales en el deporte. Desde entonces, 511 personas han sido detenidas por orden de un juez en 14 operaciones contra el tráfico de sustancias dopantes.

Aun a riesgo de que estas investigaciones afecten a deportistas de élite y la imagen española pueda quedar dañada, el Gobierno ha apostado por intentar erradicar las prácticas tramposas que, además, ponen en riesgo la vida de los deportistas. Ocurrió la semana pasada, cuando los cimientos mismos del atletismo español sufrieron una violenta sacudida con la operación Galgo de la Guardia Civil. Entre los 14 detenidos figuran destacados entrenadores, representantes y deportistas. En el episodio más doloroso del operativo para los aficionados, el arresto de la campeona mundial de los 3.000 metros obstáculos, Marta Domínguez.

En el último año han sido detenidas 120 personas en 14 operaciones

Un nombre más, sin embargo, en la lista de 511 detenidos por orden judicial desde 2004, a los que hay sumar otros 21 imputados a los que los magistrados no consideraron necesario arrestar. En la mayoría de los casos, sus nombres no han aparecido nunca en los medios de comunicación. Ocurrió, por ejemplo, en la primera advertencia seria del Ministerio del Interior contra estas prácticas: la operación Gamma, con 120 detenidos en toda España. Tres operaciones policiales han copado, sin embargo, las portadas. En todas ellas, aparece directamente o proyectando su sombra Eufemiano Fuentes, el médico que irrumpió en el deporte de élite español a mediados de los ochenta decidido a mejorar las marcas al precio que fuera.

Estas son las operaciones contra el dopaje más destacadas en los últimos siete años:

Once comunidades autónomas se vieron afectadas por un vasto operativo del Cuerpo Nacional de Policía. Como se ha repetido después, el tráfico de esteroides anabolizantes y hormonas para mejorar el rendimiento o tan sólo el volumen muscular de los aficionados al culturismo se mezclaba con el tráfico de otras drogas destinadas al ocio, en este caso el peligroso GHB o éxtasis líquido.

En 2005, una operación conjunta llevada a cabo por la Policía Nacional y la Guardia Civil desembocaba en 70 detenciones. En esa ocasión, se atacó directamente a la producción de las sustancias dopantes. En total se interceptaron más de 30 millones de unidades, entre viales, ampollas, inyectables y comprimidos.

Era cuestión de tiempo que los deportistas de élite se vieran involucrados en una de estas operaciones. En 2006, por primera vez, el nombre de Eufemiano Fuentes aparecía en los titulares vinculado al dopaje. En los registros se encontró una máquina para la criogenización y almacenamiento de extracciones sanguíneas y otras para el centrifugado de estas, una maniobra decisiva en los que se dopan para separar el plasma de los glóbulos rojos, los que transportan oxígeno. En total se encontraron más de 200 bolsas con sangre.

El destino final eran ciclistas de primera línea, cuyos nombres fueron apareciendo según avanzó la investigación, entre ellos Ivan Basso y Jan Ullrich. La Guardia Civil detuvo cinco personas el día de la operación e imputó a ocho más por distintos delitos. Uno de los arrestados fue el mánager general del equipo Liberty, Manolo Sáiz. A Eufemiano Fuentes se le intervino una maleta con 60.000 euros.

En 2009, un médico que había trabajado en el equipo Kelme con Fuentes, el peruano Walter Virú, figuró entre los doce detenidos de la operación Grial. El epicentro de la trama se situó en Valencia. Entre los detenidos hubo farmacéuticos que distribuían las sustancias prohibidas. Y en la documentación intervenida al doctor Virú había antiguos historiales, tratamientos y planes de preparación de la época en la que era médico del Kelme, en la temporada 2003.

Por el momento hay seis imputados, pero aún quedan por declarar ante la juez instructora ocho detenidos, entre ellos Marta Domínguez. En el centro de la red otra vez se sitúa el indestructible Eufemiano Fuentes, al que acompañan entrenadores, representantes y otros deportistas.