Público
Público

El inusitado descanso de Pau Gasol

Ha tenido más vacaciones que nunca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El rictus relajado de las vacaciones aún no ha desaparecido de Pau Gasol. Calza sandalias y camina bromeando hasta que llega a una mesa coronada por un barullo de micrófonos y grabadoras. Tanta relajación tiene un motivo. 'He descansado todo lo que quería y más. Estoy bien física y mentalmente, muy fresco', confiesa. Haber caído lejos de la final de la NBA le ha dado un tiempo libre al que no acostumbra y, además, le ha permitido llegar a tiempo a la concentración de la selección española. 'En las dos últimas no había podido estar la primera semana. Este año tenía todo el sentido que estuviese desde el principio', comenta el pívot que el curso pasado no estuvo en el equipo que quedó sexto en el Mundial. Ahora toca coger ritmo. 'Los primeros días se nota la falta de ritmo pero la concentración es larga. Además, con el nivel que tenemos, nos exigimos bastante', recita.

A Gasol el tiempo le ha enseñado a confiar mucho en sí mismo. No se olvida de las coletillas típicas del deportista, esas que obligan a la cautela y a sobreestimar al rival, pero tampoco se quita galones. Lo demuestra cuando es preguntado en cuál de las dos posiciones interiores se siente más cómodo: 'Me gusta ser versátil porque tengo calidad para hacerlo. En el baloncesto FIBA he demostrado dominar la posición de cinco, pero también me gusta salir por fuera un poco, atacar de cara o tirar de lejos... utilizar mis habilidades'.

Su seguridad es extensible a la pareja que puede hacer con su hermano menor. El propio Marc ha expresado alguna vez dudas sobre cómo pueden conjuntarse, pero Pau parece tenerlo bastante más claro. 'Somos una pareja de mucha envergadura y mucha calidad que podemos hacer daño. Tenemos algunas debilidades contra ciertos emparejamientos, pero creo que nuestras ventajas se sobreponen a cualquiera', asegura el de Sant Boi. Y no sólo con su hermano está a gusto, también echa flores a sus otros compañeros en la pintura: 'Es cuestión de saber jugar a esto. Todos son grandes jugadores y cada uno aporta una cosa distinta', resalta.

Pau no desconoce su legado e incluso se apunta a él y a su generación parte del éxito de las selecciones inferiores: 'Es ilusionante para nosotros, como jugadores experimentados, ver que la cantera de tu país está a este nivel. Me alegro porque algo de influencia hemos tenido en estos jugadores que nos han seguido, nos admiran y nos emulan'.