Publicado: 13.07.2015 17:00 |Actualizado: 13.07.2015 17:00

Ivan Basso abandona el Tour por
un cáncer en un testículo

El pelotón se vuelca con el italiano, que tendrá que ser operado "lo más pronto posible". Su compañero de equipo Alberto Contador espera "dedicarle el jersey amarillo en París". Armstrong, que superó un cáncer similar, le ha deseado lo mejor.

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El ciclista italiano Ivan Basso (d), abraza a su compañero en el Tinkoff-Saxo, Alberto Contador, durante una rueda de prensa celebrada en Pau, Francia. /EFE

El ciclista italiano Ivan Basso (d), abraza a su compañero en el Tinkoff-Saxo, Alberto Contador, durante una rueda de prensa celebrada en Pau, Francia. /EFE

PAU (FRANCIA).- El italiano Ivan Basso, compañero de Alberto Contador en el Tinkoff-Saxo, anunció este lunes que abandona el Tour de Francia debido a que se le ha detectado un cáncer en el testículo izquierdo que requiere cirugía "lo más pronto posible".

Basso, que arrastraba molestias testiculares desde una caída en la quinta etapa, fue sometido a pruebas médicas en Pau, donde descansa hoy el pelotón, y se le detectó "un pequeño cáncer testicular", según explicaron el propio corredor y el médico del equipo.



El ciclista varesino, de 37 años y doble ganador del Giro (2006 y 2010), explicó que arrastraba un dolor fuerte desde el comienzo del Tour que se intensificó después de la contrarreloj. Las pruebas realizadas en Pau detectaron el peor pronóstico y debe ser trasladado a Italia para someterse a una operación "lo antes posible".

"Sufrí una caída en la quinta etapa y me di un golpe en los testículos. Tuve fuertes dolores y no se me iban. Después de la crono me dolía más", explicó. "Me han hecho análisis en el hospital y ha llegado la peor noticia. Debo dejar el Tour. Lamento no poder ayudar a Alberto Contador, pero espero verlo de amarillo en París", explicó Basso, segundo en el Tour 2005.

Contador le dedicará el Tour... si lo gana

La noticia ha caído como un jarro de agua fría en todo el pelotón en la primera jornada de descanso pero, sobre todo, en su equipo el Tinkoff-Saxo. Precisamente, al lado de Basso se encontraba Alberto Contador en la rueda de prensa, que no quiso hacer referencia a la carrera:  "Ha sido un golpe duro para todos, pero lo primero es lo primero. Ahora queremos que empiece el tratamiento para solucionar el problema. Daremos el cien por cien para ofrecerle el maillot amarillo en París", dijo el ciclista madrileño.

Contador habló de su especial relación con Basso en los últimos meses. "Llevamos 120 días juntos y espero verlo de nuevo dentro de dos semanas en París".

Basso parecía encaminado a ganar algún día el Tour después de ganar el jersey blanco como mejor joven en 2002, pero era una época dominada por el estadounidense Lance Armstrong, un superviviente de cáncer testicular. 

El norteamericano, en la actualidad suspendido a perpetuidad por dopaje y desposeído de los siete Tours consecutivos que ganó a lo largo de su carrera, sufrió un cáncer de testículo que le fue detectado en 1996 y del cual se recuperó para volver a la competición dos años después. "Pensando en Ivan Basso y deseándole lo mejor mientras se embarca en su viaje del cáncer", indicó Armstrong en su cuenta de Twitter.

Especialista en la escalada, Basso ganó el Giro en dos ocasiones gracias a esas dotes cuando la ruta se eleva con grandes porcentajes. En cambio, su carrera se vio empañada por una suspensión de dos años por su implicación en la Operación Puerto.