Público
Público

"Va por ti, Ivan"

Croacia dedica la victoria ante España a Cupic, que perdió un dedo durante la preparación

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Su ausencia se recuerda en el banquillo con un grito seco: 'Va por ti, Ivan'. El mismo que despierta a un par de espectadores en la grada. Croacia inicia la defensa de su título olímpico ante España con Cupic enganchado al televisor en la madrugada de su país. 'Nos ha mandado un mensaje antes del inicio del partido para desearnos suerte y otro al final para felicitarnos', explica el guardameta croata Alilovic.

Sus intervenciones y los lanzamientos de Balic atraparon a los de Pastor en las dudas que arrastran en los últimos campeonatos. En esa incertidumbre de vivir por debajo en el marcador sin opción de imponer su sistema por culpa de una defensa que aún necesita ajustes. En Croacia no existen dudas. Tampoco en el extremo derecho que Ivan Cupic ha dejado sin sus giros de muñeca al sufrir un accidente durante la preparación para los Juegos. 'Fue una desgracia absurda', recuerda Alilovic. 'Muy absurda'.

La alianza de Cupic se agarró en una valla cuando el jugador intentó saltarla seccionándole dos terceras partes de su anular. El médico de la selección cortó la hemorragia hasta que fue trasladado hasta el hospital de Rijeka donde el equipo de traumotología confirmó el peor diagnóstico. 'Cuando le dijeron que le tenían que amputar las dos terceras partes del dedo se le vino el mundo encima. ¡Imagínate!', explica Alilovic. Cupic intentó forzar al máximo su participación en los Juegos.

'Recuerdo que le decía al médico que aún faltaban quince días para el primer partido -sufrió el percance el pasado 25 de julio-. Que estaba dispuesto a hacer todo lo necesario para ayudarnos a ganar el oro de nuevo', prosigue el portero croata. Sin embargo, los médicos, primero el traumatólogo del hospital de Rijeka, y más tarde el galeno de la selección croata le impidieron su concurso en Pekín. 'Con una herida así es imposible participar. No puedes ir a los Juegos. Has tenido suerte porque si te hubiera sucedido lo mismo en el pulgar tendrías que haberte retirado', le anunció el médico de la selección.

Con la venda envuelta en sangre seca, Cupic abandonó la concentración de Croacia, pero no se olvidó del balonmano. 'El otro día estuve hablando con él y me dijo que toquetea el balón en su casa porque quiere ver qué sensaciones tiene con el dedo así', asegura Alilovic. La próxima temporada, Cupic disputará la liga eslovena, después de que el Gorenje Velenje fichara, por algo más de 60.000 euros, al jugador del Academia Octavio de la Asobal. Ayer, Croacia no necesitó de sus goles para derrotar a España (31-29).

El campeón olímpico supo administrar la ventaja de cinco goles, con la que llegó al descanso, durante toda la segunda mitad. Ni las carreras de Juanín García ni los lanzamientos de Entrerríos o Iker Romero pudieron remontar el partido que el equipo croata quiso dedicar a DoKic, que se lesionó en el partido de ayer y podría ser baja para todo el campeonato, y Cupic. 'Este triunfo también es suyo', aseguraba Alilovic mientras se perdía en la privacidad del vestuario.