Público
Público

Jaksche: "Cuando yo corría, todos tenían problemas con el dopaje"

El exciclista cuenta su experiencia: "La primera vez te sientes mal pero luego te convencen y pierdes el norte". Lamenta la tardanza del juicio por la Operación Puerto, ya que "lo que hacía Eufemiano era peligroso"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El ex ciclista Jorg Jaksche, testigo que ha declarado este lunes ante el juez en la 'Operación Puerto', ha asegurado que el ciclismo tiene un 'problema' con el dopaje y ha reconocido que 'todos' los corredores de su época tuvieron conflictos de dopaje.

'En los últimos años todos los ganadores del Tour han tenido un problema de dopaje. Cuando yo corría, no hay ningún corredor que pueda probar que no ha tenido ningún problema con el dopaje, salvo creo que Carlos Sastre. De todas formas, el ciclismo ha cambiado mucho desde que se detecta el EPO; no hemos llegado al cien por cien pero estamos en ello', indicó en una entrevista concedida al programa 'Al primer toque' de Onda Cero.

Jaksche explicó sus inicios con el dopaje. 'La primera vez que lo haces te sientes mal, pero luego te convencen, te dicen que no pasa nada, que es una cantidad pequeña y pierdes un poco el norte. Pero no es un problema individual, sino del sistema', afirmó. 'Tienes épocas en las que quieres ir fuerte y otros en los que no tomas nada, porque es algo que no puedes hacer todo el año. Lo haces para un momento clave, cuando quieres ir fuerte, pero no en todas las competiciones. Sólo cuando tienes la obsesión de ganar', añadió.

El alemán reconoce que era un asunto peligroso. 'Todas las personas tienen sus límites. Yo no quería tomar mucho riesgo, pero con cómo está el sistema pierdes el norte. Además, la ciencia produce nuevas cosas y siempre vas a empujar un poco los límites. Ahora, con muchos años de distancia, reflexionas y te das cuenta de que las cosas que ha hecho Fuentes son peligrosas', declaró.

'El frigorífico que usaba no era el ideal para transfusiones de sangre, ni siquiera para guardar las cosas. Además, no sabes cómo está la sangre, si ha sido congelada, luego ha estado caliente y luego otra vez congelada...', explicó.

'Nunca llevé ninguna bolsa, sino que eran Eufemiano y sus colaboradores'Fuentes era el encargado de la distribución. 'Nunca llevé ninguna bolsa, sino que eran él y sus colaboradores. De todas formas, nunca me encontré con él en una competición, aunque sí con sus colaboradores', aclaró.

El ex ciclista explicó el proceso. 'El método barato era una bolsa de sangre que llenabas con tu sangre y después la dejas en el frigorífico para a los 28 días la cambias y llenas otra. Cuando viene la competición te la pones y el cuerpo, que normalmente tiene seis litros, ahora tiene 6,5 y puede transportar más oxígeno al cuerpo', expresó.

'En el otro sistema, el 'Siberia', llenabas la bolsa de sangre y después Eufemiano hacia una división de glóbulos rojos y de plasma, a los que le ponía glicerol para congelarlas después a 50 grados bajo cero. Eso costaba entre 20 y 30 mil euros, pero también dependía de la situación y del corredor porque a Basso le cobraba 80.000', agregó.

'Han sido siete años demasiado largos en los que ha habido chavales jóvenes que han sido clientes de Eufemiano'El alemán cree que la 'Operación Puerto' se tenía que haber solucionado antes. 'Han sido siete años demasiado largos en los que ha habido chavales jóvenes que han sido clientes de Eufemiano. Hemos perdido mucho tiempo para hacer algo bueno porque ha seguido trabajando y ha sido implicado en la 'Operación Galgo' y ha estado en la cárcel', aseguró.

Jaksche también habló de los acusados, Manolo Sáez. 'Es una buena persona, pero ha estado en el ciclismo 20 años. Creo que tiene su responsabilidad y para salir de ahí uno tiene que asumir su pasado. Si dices lo mínimo de lo que tienes que decir, las personas no te creen más. Él ama el ciclismo, ha dado mucho al ciclismo y un día podrá volver porque sufre sin el ciclismo, pero antes tiene que hacer un esfuerzo para limpiarse un poco del pasado', indicó.

El principal problema está en el silencio. 'Cuando uno va a hablar tiene miedo de perder su trabajo. Tiene que haber una amnistía para que se hable de estas cosas y que la gente no pierda su trabajo', propuso. 'La UCI y la AMA saben que estas prácticas existen, pero no tenemos pruebas para hacerlo ver. La transfusión de sangre no se puede probar en un control de sangre', explicó.

El alemán también habló sobre otras formas de dopaje. 'Había un polvo blanco que se usa para lavar la ropa. Es un polvo que en el momento en el que entra en la orina distribuye toda la proteína que da la positividad del test antidopaje. Lo tenías que llevar en las uñas o en los dedos para que entrara en contacto con la orina, pero ahora creo que tienen un test para controlar ese polvo', finalizó.