Publicado: 23.07.2014 08:55 |Actualizado: 23.07.2014 08:55

James y Kroos, nuevo golpe mundial del Real Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Parecía que sería un verano tranquilo en las oficinas de Chamartín. El Real Madrid, tras conquistar el pasado 24 de mayo su décima Copa de Europa, parecía haber disipado la necesidad de desembolsar, año sí año también, una astronómica cifra para hacerse con los servicios con alguno de los mejores jugadores del panorama actual que sirviese para ilusionar a la parroquia blanca y situar como objetivo primordial coronarse como el mejor equipo del Viejo Continente. La llegada de Toni Kroos, recién proclamado campeón del mundo con la selección alemana, por una cifra más que aceptable - 25 millones de euros más variables- despejaba un nuevo horizonte a la hora de hacer frente a la política de fichajes. Pero entonces apareció James Rodríguez.

El jugador colombiano, tras una discreta temporada en el AC Mónaco, ha brillado con luz propia en el Mundial de Brasil, revalorizando su caché. Y Florentino Pérez no ha dudado en hacer saltar la banca de nuevo y fichar a la perla sudamericana desembolsando una cantidad cercana a los 80 millones de euros, convirtiéndose así en el tercer fichaje más caro de la historia del Real Madrid, tras Cristiano Ronaldo y Gareth Bale.

Nadie duda de la calidad y de la progresión de James, quien a sus 23 años se ha convertido en una de las sensaciones del torneo mundialista. Allí se alzó con la Bota de Oro gracias a sus seis goles, fue elegido en el 11 ideal del torneo y uno de sus tantos, el primero que logró ante Uruguay en octavos de final, fue elegido como el mejor del Mundial. Su actuación fue determinante para que Colombia alcanzase por primera vez en su historia los cuartos de final de este campeonato y no echase de menos a su estrella y referente, Radamel Falcao. Aunque su posición natural es la de mediapunta, el colombiano ha demostrado que se desenvuelve a la perfección en las bandas o incluso actuando como falso ‘9'. Su gran habilidad en el manejo del cuero, su rapidez, su visión de juego, con la que es capaz de conseguir un gran número de asistencias cada temporada, y sus cambios de ritmo le convierten en un auténtico quebradero de cabeza para las defensas rivales.

Sin embargo, las dudas aparecen a la hora de encontrarle una posición dentro del esquema de Carlo Ancelotti. El técnico italiano, si bien no se cierra a usar un único esquema de juego, mostró predilección por emplear un sistema 4-3-3 o un 4-4-2. En ambos organigramas, la posición de mediapunta brilla por su ausencia, por lo que el míster blanco deberá dar una vuelta de tuerca a sus esquemas para encontrar acomodo a su nueva estrella. Es pronto para vaticinar el futuro del futbolista cafetero en el Real Madrid, pero se antoja difícil imaginar al tercer fichaje más caro del club calentando banquillo por no tener sitio en el once inicial.

El principal damnificado con un hipotético cambio de alineación podría ser Ángel Di María, cuya situación en estos momentos no es la idónea para continuar de blanco. Pese a ser una de las piezas clave en la consecución del doblete del Real Madrid la pasada temporada y al buen papel que el argentino desempeñó con su selección en el Mundial, las informaciones que apuntan a que su futuro está lejos del Santiago Bernabéu son cada vez más numerosas.

Otro de los perjudicados por la llegada de James es Isco Alarcón. El malagueño ocupó la pasada campaña un rol más secundario debido a la falta de hueco en el sistema de Ancelotti. Ahora, con la llegada del colombiano, su progresión como futbolista blanco es una incógnita. Suya será la decisión de quedarse y pelear por disputarle minutos a la sensación del pasado Mundial o, si por el contrario, prefiere hacer las maletas en busca de más oportunidades. 

La llegada del exjugador del Mónaco y del Oporto, equipo con el que consiguió una Europa League y tres campeonatos ligueros, se suma a la del ex futbolista del Bayern de Munich, Toni Kroos. En total, cerca de 110 millones de euros se ha gastado, hasta la fecha, el conjunto blanco. No llega al principal animador de este mercado estival, el FC Barcelona. Los culés han desembolsando un total de 125 millones con los fichajes de Luis Suárez -81-, Rakitic -20-, Claudio Bravo -12- y Ter Stegen -12-. Sin embargo, para hacer frente a estos gastos ha tenido que hacer caja previamente con las ventas de Alexis al Arsenal y de Cesc al Chelsea. En total, recaudó 78.5 millones de ambas transacciones. Los blancos sólo han recibido ingresos, a día de hoy, por el traspaso de Morata a la Juventus de Turín -18 millones-.

A años luz queda el tercero en discordia y vigente campeón de la Liga BBVA, el Atlético de Madrid. La escuadra rojiblanca se ha gastado 51 millones con las incorporaciones de Oblak, Mario Mandzukic, Siqueira y Moyá, pero ha percibido algo más de 70 millones de euros con las ventas de Diego Costa y Filipe Luis al Chelsea y de Adrián al Oporto

Con estas incorporaciones, el Real Madrid completa su plantilla reforzando posiciones clave, donde las bajas a causa de las lesiones y la acumulación de minutos mermaron la temporada pasada a los blancos en la etapa final del campeonato. Ahora, con la llegada de Kroos y James, además de adquirir a dos de los futbolistas más determinantes del pasado Mundial, -el índice estadístico Castrol calificó al alemán con un 9.79 sobre 10, el mejor del torneo-, Florentino Pérez espera dar un auténtico golpe de efecto para alcanzar lo que ya hizo el Barcelona hace ahora cinco años: el sextete. No será una empresa fácil, pero lo cierto es que en Chamartín están reuniendo los mimbres necesarios para, por qué no, soñar con ello.