Publicado: 09.07.2015 12:41 |Actualizado: 09.07.2015 13:12

Joan Laporta, en Madrid: "Quiero promover la globalidad del Barça desde su catalanidad"

El candidato a la presidencia del club, que se declara "desacomplejadamente catalanista", cree que "hay que hacer política con el deporte" y dice que "habría pitado el himno español si hubiera estado en la grada del Camp Nou" en la final de la Copa.

Publicidad
Media: 3.67
Votos: 3
Comentarios:
Joan Laporta, durante los desayunos de Europa Press. /EP

Joan Laporta, durante los desayunos de Europa Press. /EP

MADRID.- El candidato a la presidente del Barcelona, Joan Laporta, ha decidido iniciar de forma oficial la campaña electoral en Madrid, donde ha defendido su firme idea de que el club azulgrana debe posicionarse en favor de una posición política e identitaria concreta. "Queremos un Barça catalán abierto al mundo", ha asegurado el expersidente culé en su participación en los desayunos informativos organizados por Europa Press.

Laporta no ha escondido, como nunca lo ha hecho, su total compromiso con el proceso soberanista que vive Catalunya emprendido por el president Artur Mas y considera que el Barça también debe promoverlo: "Con esto no podemos ir con ciertas ambiguedades". Una posición que cree que "entenderán los barcelonistas de fuera de Catalunya".



"Hay que hacer política con el deporte"

Por eso Laporta, que se ha declarado un "desacomplejadamente catalanista", ha insistido en que "vamos a promover la globalidad del Barcelona desde la catalanidad del club. Yo voy a promover el barcelonismo en todo el mundo pero manteniendo las raíces catalanas y sin herir sensibilidades". Porque entiende que "el Barcelona es global y en él caben todas las ideologías".

Y ahondando en ello, se ha mostrado convencido de que "hay que hacer política con el deporte, por supuesto. Todos los países del mundo están orgullosos de tener un deporte exitoso y todos los países lo hacen. No estoy en contra de que España, Estados Unidos o Cataluña hagan política con el deporte. Desde un club de fútbol hay que hacer país".

Con respecto a la pitada al himno español en la final de la Copa del Rey celebrada en el Camp Nou entre Barcelona y Athletic y por la que se ha abierto una investigación, Laporta dice entender "perfectamente la causa por la que se pitó al himno. Yo estaba en el palco y me pareció de mal gusto ponerme a pitar, pero si hubiera estado en la grada habría pitado el himno". 

Su paso por la política y el expediente al Barça

Laporta, que acaba de dejar de ser concejal de Barcelona, ha negado tener entre sus ambiciones aspirar a presidir la Generalitat de Catalunya, momento que ha aprovechado para alabar la labor de Artur Mas: "Es un orgullo tenerle de president, lo lleva con mucha responsabilidad y generosidad". Y también ha rechazado que tras su primera etapa en el Barça "dijera que no haría política. Me convencieron y estoy muy orgulloso de haber aportado mi grano de arena a que Catalunya se moviera en la dirección de lo que necesita el país. Tenemos derecho a decidir nuestro futuro (...) Creo que he aportado y ayudado a que se renueven los anhelos de libertad", ha apuntado.

También ha denunciado que "el expediente disciplinario de la UEFA al Barça", abierto con motivo de las banderas esteladas que se vieron en la grada de Berlín durante la final de la Liga de Campeones y que Público.es adelantó, opinó que es porque al organismo "no le han explicado lo que el Barça representa". Además, se ha mostrado crítico con la actitud del secretario de Estado para el Deporte al respecto: "Miguel Cardenal pareció que se alegraba por la apertura del expediente. Me pareció impropio de un secretario de Estado, que se dedicara a jactarse y alegrarse cocinando el expediente".

Casillas, Arda y Pogba

Laporta ha insistido en defender los pilares de su candidatura, a los que ha puesto en contraposición con la candidatura de Josep Maria Bartomeu. Estos son "Cruyff, La Masía, club multideportivo y Unicef". Laporta logró reunir 4.807 firmas para oficializar su candidatura, por las 9.124 del último presidente, Josep María Bartomeu. Distancia que no considera  insalvable de aquí al 18 de julio: "En el 2003 las proporciones eran las mismas, el candidato que tenia el apoyo oficialista presento 9.000 firmas, nosotros 5.000 y al final ganamos".

Con respecto al fichaje del turco Arda Turan, que será presentado mañana como nuevo jugador azulgrana, Laporta considera que la junta gestora "se ha extralimitado en sus funciones, pero también me lo esperaba". Y, al ser preguntado, por un fichaje estrella que llevara bajo el brazo, Laporta ha mencionado al francés Paul Pogba, al que no considera incompatible con Turan en el centro del campo. Pero ha preferido dejar en manos de Eric Abidal, el que sería secretario técnico, la última decisión, "siempre que la economía lo permita".

También se ha referido a Bartomeu, su principal rival por la presidencia, y ha descartado por completo en esa carrera tanto a Benedito como a Freixa. Para Laporta, Bartomeu está muy debilitado por el 'caso Neymar', por lo que ha valorado que "si Bartomeu tuviera un mínimo de decencia no se hubiera presentado, ya que está dañando la imagen del Barcelona".

Por último, preguntado por la salida de Iker Casillas del Real Madrid ha asegurado que "no me quiero meter en otros clubes, pero es un compromiso que acepto. Cuando se empezó a liar todo fue cuando estaba Mourinho. No acabaron de conciliar y se ha entrado en una deriva en la que casi lo mejor para él es irse a otro club". Incidiendo en que, para él, provocaba "una sensación rara" ver cómo el propio Santiago Bernabéu pitaba a su capitán.