Público
Público

Joaquín desfonda al Athletic

El Valencia remonta el gol de Llorente guiado por las cabalgadas del extremo andaluz

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

 

Desfondado, el Athletic vio cómo se le escapó un partido que llegó a controlar durante más de una hora. Acusó el desgaste al que le obliga la propuesta intensa de Caparrós, que tuvo pocos réditos en el marcador. También le castigó la eterna zancada de Joaquín. Fue el extremo andaluz quien mantuvo vivo al Valencia con sus galopadas cuando parecía condenado a la derrota. Cuesta comprender el empeño de Emery en generarle dudas con suplencias a un futbolista que hacía tiempo que no se tomaba tan en serio el fútbol y a sí mismo.

Llorente, Toquero y De Marcos, más los agujeros en las bandas, parecían que iban a cavar la tumba del Valencia en San Mamés. El roto en el flanco que defendía Mathieu lo descubrió rápido De Marcos, al que Caparrós presentó ayer como lateral de ida y vuelta. Fue valiente en la decisión el técnico del Athletic. Buscó para reemplazar a Iraola a otro futbolista capaz de saltarse los límites funcionariales y grises que caracterizan a la posición.

De Marcos generó en los primeros minutos un volumen de ocasiones suficiente para acongojar al Valencia. La primera vez que ganó la línea de fondo fue tras sortear a tres rivales. Su pase atrás lo desperdició primero Toquero y después Llorente, que se encontró con los reflejos de Guaita en un remate que no esquinó lo suficiente. Poco antes, el ariete riojano ya había empezado a desplegar todo ese manual que le señala en un delantero especial. Desde su engañosa envergadura le meneó la cintura a Bruno con un regate prodigioso. Llorente fue siempre un suplicio para el marrullero David Navarro, al que hace poco también retrató Raúl con otro control orientado. En el gol, el nueve del Athletic recibió en la frontal del área chica otro pase hacia atrás, esta vez de Toquero. Navarro hizo todo lo posible para derribarle agarrándole de la camiseta, impotente por no poder limpiar el balón.

Llorente acabó en el suelo, pero los recursos que maneja le dieron para rebañar la pelota y marcar desparramado sobre la hierba. Tuvo noche grande y empequeñeció siempre que encaró a Navarro o porfió con él por los aires. Debió sentirse en peligro de ser ridiculizado el rudo central valencianista porque en la primera jugada tras la reanudación le estampó el codo en el rostro a Llorente. Navarro simuló hasta lo grotesco que él también había sido agredido. Fue sacado en camilla cuando no había recibido golpe alguno.

El cambio de Toquero, agotado de tanto guerrear, reflejó el partido. El Athletic empezó a entregar la iniciativa, sin fuelle ya para el fútbol vertiginoso y las segundas jugadas. Joaquín ganó la línea de fondo tras una triangulación brillante con Bruno y Soldado y sacó una rosca afiladísima al segundo palo donde apareció Mata para empatar. Un mazazo que redobló Jonas poco después cuando Iraizoz le regaló el despeje a un tiro potente de Tino Costa.

El Villarreal no ha podido pasar del empate ante el Racing de Santander en su visita al estadio de El Sardinero. El equipo que dirige Migual Angel Garrido alarga su crisis de juego y resultados por su cuarto partido sin conocer el triunfo. El equipo cántabro no consiguió su tercera victoria consecutiva, en uno de los partidos más destacados de la jornada 25 de la Liga BBVA.

El partido se puso pronto cuesta abajo para los de Marcelino García Toral, que en el minuto 3 inauguraba el marcador gracias a un tanto de Ariel. Los santanderinos llevaron la manija del duelo y pudieron aumentar su renta antes del descanso ante un 'submarino amarillo' que naufragó más que nunca en esta primera mitad, sin dar ninguna sensación de peligro.

Giovanni Dos Santos volvía a adelantar a los suyos

En el minuto 66, Marcos Rúben, igualaba la contienda con el empate a uno. No tardó el Racing en responder a su rival y dos minutos después Giovanni Dos Santos volvía a adelantar a los suyos, hundiendo a un Villarreal que había luchado mucho para meterse en el partido. El gol del mexicano hizo mella en los amarillos que pudieron recibir el tercero pero que en e descuento se encontraron con el tanto de Nilmar.

Por su lado, el Levante ha dado un pase de gigante en su lucha por eludir el descenso tras conseguir una trabajada victoria en casa ante un Osasuna en el que se diluyó el 'efecto Mendilibar'.

En una primera parte de escaso ritmo y ligero dominio local, el partido se rompió en los minutos previos al descanso. En el 41 Pandiani ponía por delante a los rojillos y tres minutos después el veterano Ballesteros igualaba la contienda llegándose con empate a los vestuarios.

El segundo acto comenzó de cara para los de Luis García, que a los cuatro minutos de la reanudación marcaban el 2-1 por medio de Caicedo que resolvía por bajo tras una larga galopada siguiendo un pase largo de su portero. El Osasuna quiso reaccionar a lo largo de esta segunda mitad pero el cuadro navarro careció de acierto de cara gol. Por su parte los 'granotas' tuvieron sus ocasiones a la contra y finalmente amarraron una victoria muy importante para seguir soñando con la permanencia.

Además, en el estadio Rico Pérez de Alicante, Hércules y Getafe no pudieron pasar del empate sin goles, que no aleja del descenso a los de Esteban Vigo, mientras que no sirve a los madrileños para acercarse a Europa. Tras una primera parte con dominio de los locales, que rondaron el gol en varias ocasiones, la segunda parte se abrió más y ambos conjuntos pudieron llevarse el encuentro, pero su falta de puntería en los últimos metros condenó al partido al empate a cero.