Publicado: 29.05.2015 19:21 |Actualizado: 30.05.2015 16:29

La corrupción no pasa factura a Joseph Blatter, reelegido presidente de la FIFA tras retirarse Ali

Ninguno obtuvo los dos tercios necesarios en la primera vuelta de las votaciones, pero el suizo se impuso con claridad: 133-73

Publicidad
Media: 1
Votos: 1
Comentarios:
El presidente de la UEFA, Michel Platini, felicita a Joseph Blatter. / EFE

El presidente de la UEFA, Michel Platini, felicita a Joseph Blatter. / EFE

ZÚRICH.- El Congreso de la FIFA reeligió este viernes al suizo Joseph Blatter como presidente de la organización después de que el príncipe jordano Ali bin Al-Hussein, único candidato que aspiraba a relevarle, retirara su candidatura tras una primera votación en la que el primero obtuvo 133 votos y él 73.

Antes de proceder a la segunda votación, ya que para ganar en la primera hacía falta una mayoría de dos tercios que ninguno consiguió, el príncipe Ali anunció su retirada. "Sólo quiero dar las gracias a todos. Ha sido una magnífica travesía. Les deseo la mejor de las suertes para el futuro", dijo. Después de su escueta despedida, Joseph Blatter, a quien no le ha pasado factura los escándalos de corrupción en el organismo, le trasladó su gratitud al jordano por ser "un gran competidor", que "ha obtenido un resultado con el que habría sido fácil decir vamos adelante, porque quizá recabe más votos".



"Les agradezco que me hayan aceptado para los próximos cuatro años y para comandar esta barca llamada FIFA. Hace cuatro años les planteé retos, pero tenemos problemas de organización dentro de la FIFA y en el Comité Ejecutivo. Asumo la responsabilidad", admitió.

Visiblemente emocionado, Blatter llegó a mencionar la "ayuda de Alá o quien sea" para lograr que el final de su mandato sea "un éxito". "Me gusta mi trabajo, me gustan ustedes. No soy perfecto, nadie lo es. Vamos a hacer el trabajo juntos. Gracias por la confianza. Vamos juntos, vamos FIFA", jaleó antes de cerrar la sesión..

La elección de presidente fue la única que se realizó con la emisión del voto, secreto, en urna, lo que obligó a la instalación de cabinas en la sala donde se desarrollaba el Congreso y prolongó el proceso durante cerca de una hora y veinte minutos.

 

Inaugurado a las 9.30 de la mañana y clausurado hacia las 19.30 horas, el Congreso demostró la mayoritaria confianza de la FIFA para otros cuatro años en quien es su presidente desde hace 1998, pese al rechazo mostrado por gran parte de la UEFA y federaciones como Estados Unidos, Canadá y Australia, dispuestas a votar en contra.

"Nos hacen responsables de la tormenta... De acuerdo, tomo esa responsabilidad para mí y quiero asumirla, subir la pendiente y reconstruir la FIFA con ustedes. Los culpables son individuos y no el conjunto de la organización", dijo Blatter a las 209 asociaciones que forman la FIFA momentos antes de la votación.

Pese a aceptar que las reformas acometidas en busca de mayor limpieza desde el inicio de su anterior mandato en 2011 no han tenido el resultado pretendido, Blatter cuestionó con cierta ironía que las detenciones de directivos de la organización se hayan producido en vísperas del Congreso.

La Oficina Federal de Justicia de Suiza arrestó hace dos días en Zúrich a siete personas en el marco de una investigación abierta en Estados Unidos por presunta corrupción en el seno de la FIFA. Fueron acusados catorce altos cargos del máximo organismo, incluidos los vicepresidentes Eugenio Figueredo y Jeffrey Webb, pero la investigación se amplía a 47 personas, acusadas de "organización mafiosa, fraude masivo y blanqueo de dinero, entre otros delitos".

"Al final del mandato entregaría una FIFA sólida y fuera de la tormenta, fuerte e integrada en la sociedad, con sistemas de vigilancia para rechazar intervenciones políticas de derecha o de izquierda", afirmó Blatter. "Me conocen, saben quien soy y yo sé que puedo contar con vosotros... quiero continuar, es una cuestión de confianza", pidió.

De confianza también habló previamente su contrincante, el príncipe jordano Ali bin Al-Hussein, el miembro más joven del Comité Ejecutivo de la FIFA y el único de los candidatos que ha mantenido su pulso al poder establecido hasta el día de hoy.
La semana pasada retiraron sus candidaturas el exfutbolista portugués Luis Figo y Michael van Praag, presidente de la Federación Holandesa que trasladó su apoyo al dirigente jordano. Los franceses David Ginola y Jêrome Champagne, que fue secretario general adjunto de FIFA y trabajó en ésta entre 1999 y 2010, anunciaron su intención pero no llegaron a formalizar las candidaturas.

Al Hussein invitó a los delegados a iniciar con él "un proceso de cambio" en la organización, "recuperar la confianza", "hablar con una sola voz" y trabajar "para un futuro colectivo" en una federación de la que "poder sentirse orgulloso".

"La FIFA no es una compañía, sino una organización de servicios. Si me dan su respaldo podemos empezar de nuevo. Es el momento de demostrar al mundo lo que es la FIFA. Tienen el futuro en sus manos. Escuchen solo a su conciencia y a su corazón", les animó sin éxito para luego renunciar.

lea también...