Publicado: 12.05.2015 18:59 |Actualizado: 12.05.2015 18:59

El joven Formolo estrena en el Giro su palmarés y Clarke se aúpa al liderato

El italiano se impone en la cuarta etapa de la ronda transalpina

Publicidad
Media: 4
Votos: 1
Comentarios:
Formolo celebra su victoria en la etapa del Giro. EFE/Daniel Dal Zennaro

Formolo celebra su victoria en la etapa del Giro. EFE/Daniel Dal Zennaro

El ciclista italiano Davide Formolo, del Cannondale-Garmin, se impuso en la cuarta etapa de la 98 edición del Giro de Italia, disputada este martes entre las localidades de Chiavari y La Spezia, sobre 150 kilómetros, mientras que el australiano Simon Clarke (Orica-GreenEdge) es el nuevo líder.

Formolo se llevó la victoria en solitario después de lanzar un ataque en el tramo final de la jornada que le permitió escaparse del grupo de escapados que marchaba por delante del pelotón de favoritos, para cruzar la meta con más de 20 segundos de ventaja sobre el reducido grupo en el que estaba Alberto Contador (Tinkoff-Saxo) y comandado por Simon Clarke para estrenar su palmarés a sus 22 años.

Sin embargo, además del éxito del joven corredor, otro de los protagonistas fue el Astana, el equipo más activo de la jornada y que su duro ritmo hizo mucho daño, dejando entre los damnificados al australiano Michael Matthews (Orica-GreenEdge), que tuvo que ceder la 'maglia rosa', y a uno de los aspirantes al podio, el colombiano Rigoberto Urán (Etixx-Quick Step), que cedió un tiempo valioso.

Como sucediera el lunes, un numeroso grupo de corredores probó fortuna en esta etapa, también con perfil montañoso, pero que fue mucho más animada que la de la víspera, sobre todo gracias al Astana, dispuesto a jugar las opciones de su líder, el italiano Fabio Aru, aunque tanto Contador como el australiano Richie Porte (Sky), aguantaron la apuesta de la formación kazaja.

El paso de los kilómetros fue reduciendo los efectivos del grupo de escapados que, de cara al tramo final, se quedó con Davide Formolo, Simon Clarke, Amaël Moinard y Darwin Atapuma (BMC), Sonny Colbrelli (Bardiani-CSF), Mauro Finetto (Southeast), Andrey Amador y Giovanni Visconti (Movistar), Yonathan Mosalve (Southeast), Roman Kreuziger (Tinkoff-Saxo), Salvatore Puccio y Kanstantsin Siutsou (Team Sky), Esteban Chaves (Orica-GreenEdge) y Maxime Monfort (Lotto-Soudal).



Por detrás, el 'tren' del Astana, bien respaldado por el Tinkoff-Saxo, tranquilo por llevar delante a Kreuziger, iba 'devorando' la amplia ventaja que habían obtenido los fugados y ante el que muchos corredores iban cediendo como el caso de Matthews o del canadiense Ryder Hesjedal (Cannondale-Garmin), ganador del Giro en 2012.

Ante la tesitura, y a falta del paso del puerto de tercera categoría situado a poco de la meta, Formolo probó fortuna y consiguió despegarse de sus compañeros para tomar una ventaja que supo gestionar hasta la línea de meta.

En las rampas del Biasa, el Astana demostró que no iba de 'farol' y Aru endureció aún más las cosas con un ataque al que respondieron Contador y Porte, pero no el cuarto en discordia, un Rigoberto Urán, que flojeó para quedarse descolgado.

Con quien no pudieron fue con Formolo que tuvo tiempo de levantar los brazos con comodidad para llevarse la victoria, mientras que por detrás, Clarke y el venezolano Yonatan Monsalve (Southeast) impedían que ninguno de los favoritos arañasen alguna bonificación. Contador, sin problemas, entraba y ascendía al cuarto lugar de la general, cerca del liderato.

Sin embargo, tras lo visto este martes, una posible nueva 'batalla' espera este miércoles en la quinta etapa entre los favoritos, que afrontarán el primer final en alto. Será un recorrido de 152 kilómetros entre La Spezia y Abetone, un puerto de segunda categoría de más de 17 kilómetros, no excesivamente duro, pero con tramos del 10%.