Público
Público

Un jubilado hace tablas con Anand

Kárpov y Anand juegan al ajedrez en el AVE que une Madrid y Valencia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El tren avanza silenciosamente a 298 kilómetros hora por la provincia de Cuenca. En su interior, un ajedrecista indio de 41 años corrige a su contrincante con un español impecable para que no efectúe un movimiento. 'Si retira ese alfil va a debilitar mucho estos peones: haga otra jugada'. El hombre que pronuncia esas palabras es Wiswanathan Anand, el actual campeón del mundo de ajedrez. Su rival obedece y acepta la oportunidad de alargar la muerte anunciada sobre el tablero. Anand juega contra cinco rivales a la vez mientras el tren continúa destino Valencia.

En el vagón contiguo no hay consejos. Anatoly Kárpov, de 59 años, ya demasiado viejo para el ajedrez de alta competición, parece tener prisa. El ruso, que no corrige a nadie, se enfrenta a otros cinco rivales y en 16 minutos los ha liquidado a todos. Se sienta a descansar.

Mientras, Anand juega aún dos partidas. Una de ellas termina enseguida. Pero la otra, ante un jugador de 74 años, se le resiste. El campeón mundial titubea y la partida se larga hasta los tres cuartos de hora. Tablas. Un resultado excelente para este jubilado madrileño que no va a olvidar nunca el viaje en AVE de Madrid a Valencia.

Dice Kárpov que la mejor edad de los ajedrecistas está entre los 25 y los 45 años. Si hemos de creer al ruso, Anand (con el que empató dos partidas rápidas en las estaciones de Atocha y Sorolla), ya se encamina al final de su estado de gracia intelectual. 'Lo importante es la ambición, las ganas de triunfar', asegura el indio.