Público
Público

El juez deja libre bajo fianza de 6.000 euros a Santos Mirasierra

El ultra del Olympique había sido condenado a seis y medio de cárcel. La decisión se produce horas antes del tenso encuentro del Atlético en Marsella. Los ultras franceses han anulado los actos de protesta

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El juez ha acordado la puesta en libertad bajo fianza de 6.000 euros del seguidor del Olympique de Marsella Santos Mirasierra, condenado por agredir a dos policías el pasado 1 de octubre durante el partido de Liga de Campeones entre el equipo francés y el Atlético de Madrid en el estadio Vicente Calderón de la capital de España.

Según han informado fuentes jurídicas, la titular del Juzgado de lo Penal número 20 de Madrid ha tomado esta decisión ante la apelación presentada hoy por la defensa de Santos Mirasierra, en la que se solicitaba la puesta en libertad de su representado, y oído el Ministerio Fiscal.

El abogado de Mirasierra, Erlantz Ibarrondo, había informado a EFE de que en el recurso se solicitaba la libertad condicional de su cliente al estimar que no hay riesgo de fuga ni de obstrucción a la Justicia.

Ibarrondo ha añadido que, como reconoce la propia sentencia, no está acreditado que Mirasierra lanzara la silla que alcanzó a uno de los policías en el estadio, por lo que ha pedido que se anule la pena de prisión que se le impuso como coautor de un delito de atentado a la autoridad.

El abogado no ha recurrido, sin embargo, la multa de 225 euros con la que se castigó a Mirasierra por una falta de lesiones por haber empujado a otro agente, hecho que reconoció el propio acusado en el juicio y que fue recogido por las cámaras del estadio.

El seguidor del Olympique fue condenado el pasado viernes por el juzgado de lo Penal número 20 de Madrid a tres años y seis meses de cárcel como responsable de un delito de atentado a agentes de la autoridad con uso de instrumento peligroso en concurso ideal con un delito de lesiones y como autor de una falta de lesiones.

La sentencia reconocía que no se había acreditado que Mirasierra lanzara desde dentro de la bocana del estadio la silla que lesionó a un agente, aunque sí que el acusado se encontraba entre el grupo de personas que recibieron las sillas del exterior y las tiraron a los policías.

En opinión de la juez, Mirasierra pudo ver como un grupo de personas estaba en la bocana y lanzaba sillas contra los policías y, pese a esa situación, se introdujo y permaneció en ese acceso a la grada unos cuarenta segundos, durante los cuales se lanzaron un total de diez sillas y una de ellas impactó en la frente del agente herido.

Por ese motivo, la sentencia estimaba que, atendiendo el principio de solidaridad, todos los miembros del grupo comparten la responsabilidad del resultado lesivo de la agresión y, por tanto, también el acusado, que ha sido por el momento el único localizado e identificado.

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Madrid han informado que, a las 17.00 horas, Mirasierra no había pagado la fianza, aunque su abogado estaba haciendo las gestiones necesarias para ello. La noticia de la puesta en libertad del seguidor del Olympique se produce pocas horas antes del partido de Liga de Campeones que debe enfrentar a ese club y al Atlético de Madrid y que se disputará en el campo del equipo francés.

El grupo radical de aficionados del Olympique de Marsella 'Ultras OM' han decido anular los actos de protesta anunciados para las horas previas al partido que está noche su equipo disputará ante el Atlético de Madrid, ante la liberación bajo fianza de Santos Mirasierra de parte de un tribunal madrileño.

En declaraciones a EFE, el presidente de los 'Ultras OM', Christophe Bourgignon, mostró su satisfacción por la liberación del integrante de su grupo, anunciando la 'suspensión todos los actos previstos de protestas' que tenían anunciado realizar.

El juzgado de lo penal número 20 de Madrid acordó hoy la puesta en libertad bajo fianza de 6.000 euros al seguidor del Olympique de Marsella Santos Mirasierra, condenado por agredir a dos policías durante los altercados ocurridos el 1 de octubre en el partido de Liga de Campeones en el Vicente Calderón.