Publicado: 28.09.2015 16:37 |Actualizado: 28.09.2015 16:37

Un juez investiga a Mascherano por un fraude fiscal de 1,5 millones

La Fiscalía que ha interpuesto la querella le acusa de no haber incluido en sus declaraciones del IRPF de los ejercicios 2011 y 2012 los ingresos recaudados con la explotación comercial de sus derechos de imagen. El futbolista ya ha devuelto a Hacienda los 1,5 millones de euros defraudados, más otros 200.000 de intereses devengados.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
El defensa del FC Barcelona, Mascherano, el sábado en el partido contra Las Palmas. /EFE

El defensa del FC Barcelona, Mascherano, el sábado en el partido contra Las Palmas. /EFE

BARCELONA.- Un juzgado de Gavà (Barcelona) ha abierto una investigación al jugador del FC Barcelona Javier Mascherano por presuntamente defraudar a Hacienda 1.556.729 euros al ocultar ingresos de sus derechos de imagen en los ejercicios de 2011 y 2012 del Impuesto sobre la Renta de Personas Físicas (IRPF).

Lo ha hecho tras admitir una querella de la Fiscalía que acusa al futbolista de usar dos estrategias para este supuesto fraude: no declarar las rentas obtenidas de la marca deportiva Nike a través de una sociedad domiciliada en Estados Unidos y simular la cesión de sus derechos de imagen a una sociedad puramente instrumental radicada en la zona franca de Madeira (Portugal).



Según la Fiscalía, con estos entramados societarios, "con formas y sedes jurídicas elegidas con extremada precisión", el futbolista consiguió que los ingresos de sus derechos de imagen quedasen ocultos a Hacienda en 2011 y 2012, cuando el jugador ya residía en España.

Al residir en España, Mascherano tendría que haber tributado el IRPF por la totalidad de las rentas obtenidas en derechos de imagen, "con independencia del lugar donde se haya obtenido y cualquiera que sea la residencia del pagador".

Mascherano presentó sus declaraciones de IRPF "sin incluir en las mismas los ingresos obtenidos por la cesión de sus derechos de imagen, generándose en los ejercicios 2011 y 2012 cuotas defraudadas" que presuntamente suman más de 1,5 millones de euros.

Concretamente, según la Fiscalía --que se basa en un informe de la Agencia Tributaria-- en 2011 el futbolista solamente pagó 128.706 euros de los 716.528 que tendría que haber ingresado, y en 2012 únicamente 281.115 de los 1.250.023 que le correspondían.

El 9 de septiembre, el jugador ya pagó a Hacienda los 587.822 euros presuntamente defraudados en 2011 --más 91.152 de intereses-- y los 968.907 supuestamente estafados en 2012, más 102.000 de intereses. Concretamente, la Fiscalía le acusa de dos delitos contra la Hacienda Pública y pide al juzgado que lo cite para interrogarlo.