Publicado: 22.01.2014 13:20 |Actualizado: 22.01.2014 13:20

El juez Ruz admite la querella contra Rosell por el fichaje de Neymar

Un socio del Barcelona considera que se incurrió en un delito de apropiación indebida por "distracción". El presidente azulgrana todavía no será citado a declarar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez de la Audiencia Nacional Pablo Ruz ha admitido a trámite la querella presentada por el socio Jordi Cases contra el presidente del Barcelona, Sandro Rosell, por un delito de apropiación indebida en modalidad de distracción en el fichaje del brasileño Neymar. Precisamente, hace dos días el propio Rosell pedía al juez que admitiera cuanto antes la querella pero reiteraba que el Barça solo había pagado por Neymar 57 millones de euros y no más.

El magistrado ha emitido este miércoles un auto en el que explica que de la documentación que le fue requerida al FC Barcelona "se desprenden elementos suficientes" para investigar los hechos. Así, el juez admite la petición de la Fiscalía, a fin de despejar los extremos relativos al fichaje del jugador brasileño "y la apariencia o no de posibles irregularidades con relevancia jurídico penal".

Ruz añade que los documentos aportados "podrían apuntar a una simulación contractual presuntamente llevada a cabo entre los firmantes de los acuerdos, que pudiera evidenciar una falta de correspondencia entre la causa y finalidad real de los compromisos y obligaciones económicas en aquellos documentados con el título nominal y apariencia formal de los contratos suscritos".

El juez no ve por el momento "urgencia o necesidad" para llamar a declarar al presidente azulgrana hasta que no se practiquen las diligencias pendientes. En este sentido, el juez pide a la FIFA la documentación que obra en sus archivos relativa al fichaje de Neymar, pide al jugador que remita el contrato con la sociedad N&N (al parecer propiedad del padre de Neymar, según el auto) y expide una comisión rogatoria a Brasil para que se aporten los contratos de trabajo y de traspaso del jugador.

Ademas, atendiendo a lo expuesto en la querella de Cases, solicita al FC Barcelona los contratos que sustentan el pago de 7,9 millones de euros por los derechos de tres jugadores juveniles del Santos, así como los contratos que sustentan el pago de 9 millones por jugar dos partidos amistosos entre el Barcelona y el club brasileño. En el auto, el magistrado rechaza la personación del FC Barcelona. 

El opositor Cases había presentado el pasado 5 de diciembre una denuncia contra Rosell al entender que el jugador carioca que había costado más de los 57 millones que ha declarado oficialmente el Barcelona. El socio opositor consideraba que a los 40 millones que había percibido la sociedad N&N y a los 17 del Santos había que añadir otros dos contratos que elevaban en otros 17 millones el coste total de la operación. Ese dinero salía de los 7,9 millones por un acuerdo para comprar derechos preferenciales sobre tres promesas del Santos FC (el equipo donde jugaba Neymar) y 9 millones más por dos partidos amistosos entre el Barça y el club brasileño.

Sin embargo, a raíz de los contratos que ha entregado el Barcelona al Juzgado de Instrucción número 5 de la Audiencia Nacional, Cases amplió su querella al entender que el montante global que ha terminado pagando el Barça por Neymar se eleva hasta los 94,4 millones de euros. Eso se debe a que el club azulgrana ha ocultado en forma de distintos "contratos simulados" la ficha del jugador y las distintas comisiones que ha cobrado su padre.