Público
Público

"Jugamos muy bien"

Los extremos, la clave de Guardiola

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

'El otro día no jugamos tan bien, pero jugar como hoy es muy difícil. Hemos jugado muy, muy bien'. Guardiola por fin pudo ver la versión de su equipo que le entusiasma. Detectados los errores del sábado, el Barça recobró los rasgos que le han llevado a lo más alto: 'El otro día el movimiento de los extremos no estuvo bien. Cuando los laterales tenían la pelota los extremos se quedaban quietos, tendrían que haber ido hacia dentro. Hoy hemos atacado mejor. Si hubiesen hecho el sábado el movimiento que os digo que hoy sí hemos hecho, más allá de los problemas que nos creó el Hércules, nos hubiese ido mejor. No habéis visto algo diferente a lo de los dos últimos años. Pero a veces no se puede'.

El Barça recuperó el toque, la circulación dañina que tiene como fin desestabilizar al contrario en zonas de peligro real 'a través del pase, la combinación, de provocar la superioridad también a través del uno contra uno donde hacía falta'.

Guardiola quiso mandar un mensaje de mesura ante las críticas recibidas tras la sorprendente derrota del sábado: 'Estos jugadores tienen permiso para jugar mal y tienen derecho a perder. Las cosas cuestan y cuando diez tíos se meten atrás cuesta'. El técnico también hizo hincapié en la figura de Messi, en su condición de humano que no es infalible: 'Probad vosotros, ir y volver a Argentina y luego jugar a los dos días. Hay días que el chico está cansado y no tiene esa chispita. En función de cómo se comporta el contrario, sólo tienes que encontrarle su espacio'.

Luego, una vez más, Guardiola se deshizo en elogios hacia el argentino: 'Es el mejor porque le gusta mucho entrenarse y más jugar los partidos. Es ambicioso, es buen chico, la gente le quiere. Hay muy buenos jugadores, pero él está por encima. Lleva dos años que... Como jugamos cada dos días y vemos sus goles tan a menudo no nos damos cuenta'.

Nadie entiende a La Pulga como su entrenador, que le mima: 'Cuando ha fallado el penalti ha bajado la cabeza, ha puesto morros y se ha ido un poco del partido. Está tan triste cuando no puede hacer ganar al equipo, porque él se ve capaz de hacer ganar sólo al equipo... Es el mejor jugador del mundo, es mejor que los otros, ya puede esforzarse mucho el segundo que no lo alcanzará'.