Público
Público

"¿Jugar con Ibaka y Mirotic? Las normas no son eternas"

Después de fichar por el Olimpia de Milán, el seleccionador español Sergio Scariolo prepara el Europeo de Lituania, su tercer campeonato al frente de España

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La selección española empieza a preparar el Europeo que se celebrará en Lituania a partir del 31 de agosto. Confiado y sereno, Scariolo vuelve a dirigir a un combinado favorito para las medallas, entre el sinsabor del pasado Mundial y la condición de vigente campeón de Europa.

¿Hasta qué punto el oro de España sub-20 en el Europeo garantiza que haya un buen relevo generacional?

'En el Mundial falló la defensa y en momentos confudimos la emoción con el triunfalismo'

Una vez han demostrado que tienen talento, va a depender de ellos llegar a la élite e incluso al primer equipo de la selección, aunque también las circunstancias de las temporadas de cada equipo vayan a influir. Algunos ya están dando el salto.

Sobre todo Mirotic, que tiene toda la pinta de que se va a convertir en una estrella. ¿Puede ser un problema a la hora de elegir si juega él o Ibaka en un futuro?

Ojalá todos los problemas fueran como ese. Las normas están ahí, pero no son eternas y no creo que eso se pueda considerar un problema. Mirotic es consciente del esfuerzo que tiene que haber detrás de su éxito y de cómo le puede llevar a cotas más altas.

'En la selección hay relevo generacional; la media de edad es la de hace cuatro años'

¿Qué aporta Ibaka a la selección?

A nivel físico es un jugador más atlético que todos los que tenemos. Pero sobre todo, nos va a traer un aire de motivación, capacidad de trabajo, entusiasmo. Aunque Serge juegue de cuatro y Fran de cinco, la ausencia de este último hace más importante la incorporación de Ibaka porque no tenemos ningún otro jugador que ofrezca esa intimidación y esa llegada arriba. Además, es bueno que haya competencia en los puestos. En un campeonato tan largo, hay que tener jugadores que te ofrezcan variantes tácticas y diferentes formas de jugar.

¿Qué es lo más importante a trabajar en la concentración previa al Eurobasket?

'No creo que el tiro de Ricky sea un problema porque no es el tiro lo que le hace grande'

Lo primero es alinear la forma física de los jugadores, que llegan en periodos muy diferentes de inactividad. Después, ensayar todas las situaciones ofensivas y defensivas y elegir las que mejor se adapten a los jugadores, porque tenemos un grupo muy nuevo. Y, claro, reforzar los lazos de cohesión en el aspecto humano que siempre han sido una característica fundamental del equipo.

Una cohesión que, sin embargo, se puso en entredicho tras el chasco del pasado Mundial.

Pues yo creo que lo contrario, que el nivel de cohesión fue mucho mejor que cuando acabamos con un éxito. Es mucho más difícil, en las circunstancias que vivimos, demostrar la unión que hubo hasta el último día y fue mucho más que cuando sí hubo medallas. Pese a las gravísimas ausencias que tuvimos y a que no estuvimos defensivamente a la altura, las muestras de respeto entre compañeros fueron tremendas.

¿Cuáles fueron entonces las claves del varapalo y lo que hay que corregir?

Las ausencias fueron importantes, así como las malas condiciones físicas (lesiones, molestias) de algunos de los mejores jugadores defensivos como Llull y Felipe. También hubo un sentimiento general de que los resultados se podían conseguir sin el máximo esfuerzo, en momentos en los que no distinguimos bien entre emoción y triunfalismo. Aunque el nivel ofensivo fue muy alto, está demostrado que eso no es suficiente.

España, una vez más entre las favoritas, parece obligada a medalla. A nivel personal, supongo que es consciente de que no se le permitiría otro tropiezo.

Todos queremos estar en los Juegos y ser campeones de Europa. No es una obligación, sino un deseo. Pero este Europeo tiene el nivel más alto de los últimos quince años. De todos modos, yo nunca he sentido la presión como una angustia. Llevo unos cuantos años ganando títulos y eso me da tranquilidad para percibir mis desafíos personales sin dramatismos. No hay que olvidar que fuimos los primeros campeones de Europa en la historia de España. Y espero que podamos competir por una medalla en Londres, el segundo reto que me plantearon.

¿Por qué dice que es el Europeo más duro?

Todos los observadores están de acuerdo. Hay una participación masiva de jugadores NBA y un número de equipos muy alto, lo que hace que ningún pretendiente a medalla se haya quedado fuera por circunstancias, algo que sí ha sucedido en otros. Con 24 equipos participantes, están todos los que tienen que estar.

Ricky llega tras un año irregular en el que ha bajado su rendimiento y con porcentajes de tiro muy malos. ¿Le preocupa?

Yo creo en Ricky y el tiro no es un problema porque nunca ha sido un gran jugador por su tiro. Sería incomprensible que eso fuera un factor decisivo para su prestación. De todos modos, me debo al equipo y tomaré las decisiones más acertados después de evaluar quiénes son los jugadores indicados para cada responsabilidad.

Una de las novedades más destacadas es la de Sada, un base muy peculiar y diferente a todos.

Sí, tiene una identidad personal compuesta por intensidad defensiva, dirección, rebote. No es un gran anotador, pero tiene todas las demás cualidades. Ya el año pasado, intentamos contar con él, pero no pudo ser por motivos personales. Este año, la disposición de llamarle ha sido mayor después de su gran temporada.

¿Imagina una selección sin Navarro y Gasol?

Hay liderazgos que no se ven, que han hecho que este grupo esté más unido. Después, cuando la pelota está en marcha, ellos saben ser los líderes. Son de otra pasta. Es cierto que la foto ganadora de la selección se relaciona con ellos desde que ganaron el Mundial júnior del 99, o también con Rudy o Calderón. Pero la selección se renueva mucho más de lo que parece. Cada año han ido entrando jugadores con su importancia. Sin extremismos, se va dando un relevo generacional y la prueba de ello es que la media de edad es la misma que hace cuatro años.

¿Y entre los nuevos, podemos esperar que alguno sorprenda en este Europeo?

Sí, tenemos jugadores que están más maduros y que han almacenado experiencia en la selección y en la Euroliga, que es la que sirve para consolidar a jugadores en la élite. Esperemos que crezcan y sirvan para mucho más que dar descanso a otros.

En cuanto acabe el Europeo, regresa a Italia para dirigir una plantilla muy reforzada como la del Milan. ¿Ilusionado?

Sí, pero regresar a Italia no ha tenido un peso excesivo. Es el proyecto deportivo, que de los tres que me ofrecían era el más interesante.

¿Cómo ve la llegada a Europa de jugadores NBA mientras dura el cierra patronal?

Nosotros no lo planteamos. Primero porque hay muchas dudas de que la FIBA dé el visto bueno. Pero sobre todo porque no se puede crear un proyecto en torno a jugadores que se pueden marchar dos meses después de que se inicie la competición. A lo mejor, para un jugador complementario puede tener sentido, pero no para un jugador importante.

Jugarán en la Euroliga contra el Madrid, sumido en una crisis al no ganar títulos. ¿Por qué?

No es algo achacable a un técnico o un directivo, sino algo mucho más profundo y difícil de resolver. Es algo que tenemos muy claro quienes hemos pasado por el Madrid.