Publicado: 05.05.2015 13:14 |Actualizado: 05.05.2015 13:14

El campeón contra
la muralla juventina

El Real Madrid afronta el reto de repetir final de Champions ante la Juventus en terreno maldito. Bale formará con Cristiano y Ramos en el centro del campo. Allegri juega al despiste.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
Cristiano sonríe con Ancelotti ayer en el entrenamiento en el Juventus Stadium. /REUTERS

Cristiano sonríe con Ancelotti ayer en el Juventus Stadium. /REUTERS

Próxima parada: Turín. El Real Madrid continúa su semana de máxima exigencia visitando a la Juventus en un pulso europeo con aromas ajeños, entre dos grandes del continente que se reencuentran en el paso previo a la gran final de Berlín. Para los madridistas es la oportunidad para acercarse a la reedición del título, hito que todavía ningún club ha logrado en la historia. Para los italianos ya es un premio haber alcanzado las semifinales, algo que lograban desde la edición 2002/03, pero con la conquista del Scudetto caliente no quieren que se enfríen los ánimos y reverdecer los viejos laureles en Europa.  

Nunca se le ha dado bien al Real Madrid el campo de la Juventus. Tan solo puede recordar una sola victoria de sus visitas a los turineses y de eso ya ha llovido. Fue hace 53 años con un gol de Alfredo di Stéfano en el antiguo Comunale. Su visita más reciente al remozado Juventus Stadium fue el año pasado en la fase de grupos y el duelo terminó en empate (2-2). Arturo Vidal adelantó a los italianos de penalti. Cristiano y Bale dieron la vuelta al marcador y Fernando Llorente terminó poniendo las tablas.



El Real Madrid pasó a octavos como primero del grupo y terminó alzando la Décima en la final de Lisboa contra el Atlético. Ahora, de nuevo fía su temporada a un nuevo éxito en su competición favorita. Mientras espera un error del Barça que le devuelva opciones en la Liga, Ancelotti se aferra a la conquista de la Undécima como garantía de continuidad en el banquillo madridista. El partido llega en una semana de alta montaña. Superada la meta volante de Sevilla, que supuso el fin de la tremenda racha de los hispaleneses en el Sánchez Pizjuán, y a la espera de recibir al Valencia el próximo fin de semana, la Champions llama con toda una semifinal. 

La Juventus está plagada de viejos zorros como Buffon, Pirlo, Chiellini, Tévez o Evra. Jugadores de contraste internacional y con muchos partidos de este calado a sus espaldas. El equipo, tras pasar unos años calamitosos, ha recuperado la calma insititucional y en Italia ha dominado el campeonato doméstico en las últimas campañas. Ahora, plantado en semifinales, quiere dar el paso definitivo en la máxima competición continental y volver a una final doce años después. Y tiene un espejo en el que mirarse, el Atlético. Massimiliano Allegri ha construido un bloque rocoso, peleón y fiable. Un equipo complicado de batir. Por eso, tan solo le han marcado cinco goles en la presente Champions. Pero tampoco desprecia el trato al balón. Por eso Ancelotti ya avisó ayer de que esperaba un partido distinto a los disputados contra los rojiblancos.

Onces todavía sin definir

El Real Madrid tendrá que ofrecer su mejor versión y hacer valer que es uno de los equipos con más potencial ofensivo de la competición. Sin embargo, Ancelotti no podrá contar con Benzema, que pese a estar ya recuperado de su esguince de rodilla, se ha quedado en Madrid. Por eso, se plantean varias opciones en la delantera. Gareth Bale volverá a ser titular y su ubicación en el campo marcará el resto de la alineación. Si se une a Cristiano -que ayer se entrenó con molestias en la espalda- en punta el sacrificado será 'Chicharito' Hernández, que ha aprovechado al máximo los minutos de los que ha disfrutado por la lesión del francés. Si Bale se sitúa pegado a la banda en un 4-3-3 será Isco el que se vaya al banco. Porque Sergio Ramos volverá a formar en el centro del campo junto a Kroos. El sevillano ha cumplido el cometido de Ancelotti por la nueva lesión de Modric.

Mientras, todo hace indicar que Allegri apostará por reforzar su línea defensiva para salir vivo del envite y jugarse el pase en el Santiago Bernabéu. Por eso no es descabellado que forme una defensa de cinco con tres centrales, que serían Bonucci, Barzagli y Chiellini. Juventus también cuenta con su propia BBC. Por delante estará todo un emblema. Andrea Pirlo, el cerebro de este equipo, apura sus últimos años de gloria. Si destapa el tarro de las esencias las opciones de su equipo crecen enormemente. Junto a él formarán el chileno Arturo Vidal y Marchisio. Habrá que esperar para ver al francés Paul Pogba, lesionado en marzo contra el Borussia Dortmund, y que se reservará para vuelta en Madrid. Arriba, la pólvora la pondrán un Carlos Tévez que vive un momento espléndido y Álvaro Morata. Jugar contra el equipo en el que se crió como futbolista será un aliciente especial para él. Si no, otro español como Fernando Llorente llevará el peligro. 

Juventus - Real Madrid

Juventus: Buffon; Lichtsteiner, Bonucci, Barzagli, Chiellini, Évra; Pirlo, Vidal, Marchisio; Tévez y Morata.

Real Madrid: Casillas; Carvajal, Varane, Pepe, Marcelo; Kroos, Sergio Ramos, Isco, James; Bale y Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Martin Atkinson (ING).

Estadio: Juventus Stadium.

Hora: 20.45 horas.