Público
Público

El K-2 español en 500 metros conquista la medalla de oro

Carlos Pérez Rial y Saúl Craviotto han ganado de forma extraordinaria la final del K-2 en 500 metros, se proclaman campeones olímpicos y suman la tercera medalla para el piragüismo español en estos Juegos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los piragüistas españoles Saúl Craviotto y Carlos Pérez Rial han logrado hoy la medalla de oro en la disciplina de K-2 sobre la distancia de los 500 metros, otorgando a España la decimoquinta medalla en los Juegos de Pekín, y la tercera en el canal olímpico, tras una carrera perfecta en la que dominaron de principio a fin de manera incontestable.

De este modo, la pareja española otorga a España el primer oro olímpico en la historia del piragüismo nacional en la modalidad de kayak. Una presea dorada que viene a sumarse a los cinco metales conquistados en anteriores citas y a las dos platas logradas en C-1 500 y 1.000 metros por David Cal en tierras chinas, éxitos estos con cierto sabor agridulce, compensados brillantemente por el dúo nacional.

Además, este triunfo hace buena la decisión tomada el pasado junio por la Comisión Permanente de la Federación Española de Piragüismo, que solicitó informes y se reunió durante una hora y media antes de optar por Craviotto y Pérez Rial en detrimento del palentino Diego Cosgaya y el asturiano Javier Hernanz, después de que ambas embarcaciones hubieran logrado la clasificación olímpica en el Europeo celebrado el pasado mes de mayo en Milán.

Los pupilos de Miguel García, actuales subcampeones de Europa (Milán 2008), lograron el triunfo de manera abrumadora, pues dominaron desde la salida la carrera. Una buena puesta de largo les permitió tomar una ventaja importante en los primeros compases de la prueba.

Así, los palistas de Lleida y Cangas do Morrazo cruzaron el paso por el 250 con un tiempo de 42.69 segundos con casi un segundo (0.97) de colchón sobre la embarcación gala de Vincent Lecrubier y Sebastien Jouve, segunda.

Sin embargo, aún no habían hecho su aparición la pareja alemana, gran favorita al triunfo. Rauhe y Wieskotter hicieron una carrera de menos a más y con un devastador ataque en los metros finales asediaron al K-2 español.

Pero, Craviotto, debutante en unos Juegos, y 'Perucho', resistieron con pundonor para cruzar la meta en primera posición con 97 milésimas por delante de los germanos, plata, y los bielorrusos Raman Piatrusenka y Vadzim Makhneu, bronce.

Además, esta medalla de oro permite a la expedición española igualar las cinco preseas doradas conquistadas en Atlanta'96 y hacer historia en el piragüismo español, pues no sólo se logró la primera medalla de oro en la modalidad de kayak sino que además, por primera vez en unos Juegos Olímpicos, subió a tres embarcaciones españolas al podio.

El medallero del piragüismo nacional comenzó en Montreal'76 con la plata lograda por el K-4 (José Ramón López, Herminio Menéndez, Luis Gregorio Ramos y José María Esteban) en 1.000 metros, y continuó en Moscú'80, con el bronce en K-2 500 de Luis Gregorio Ramos y Herminio Menéndez.

Un nuevo bronce en el C-2 sobre 500 metros, conseguido en Los Angeles'84 por Enrique Míguez y Narciso Suárez volvió a atestiguar la prosperidad española en el piragüismo, que tardó, sin embargo, 20 años, en volver a subir al podio, aunque de manera brillante gracias a su primero oro, logrado por David Cal en C-1 1.000, éxito que se unió a la plata del pontevedrés en 500 metros.