Público
Público

Kaká: "Me traería a Messi"

Con sólo 25 años, las votaciones le encumbran como un futbolista superior. Su carácter le hace un tipo muy cercano, sin ningún divismo, y Milán le adora

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Si la voz de todos los seleccionadores y todos los capitanes cuenta (FIFA World Player), si al voto de los periodistas de France Football se le reconoce todavía prestigio (Balón de Oro), Kaká es el indiscutible mejor futbolista del mundo. El nuevo héroe de la selección brasileña, la joya del Milan y el fútbol italiano, el nombre al que Ramón Calderón acudió para ganar las elecciones del Madrid, el sueño prohibido de la Liga española... Muchas son las coletillas que acompañan a Kaká, el rey de 2007, que concede a Público su primera entrevista a un medio extranjero en 2008.

¿Los premios le llegan en su mejor momento futbolístico?

No. Pienso que todavía no ha llegado mi mejor momento. Tengo muchas cosas por hacer. Debo seguir entrenándome, practicando.
No es el mejor nivel al que puedo llegar. Lo cierto es que 2007 ha sido un año espectacular en lo individual y en lo colectivo. Pero es el momento de plantearme nuevas cosas. Siempre intento mejorar.

¿El fútbol es una manera de ganarse la vida o una forma de vivir?

El fútbol es un entretenimiento. Comencé a jugar porque me divertía y era mi gran pasión. Lo que me gustaba hacer. Cuando uno hace lo que le gusta y se divierte, lo demás sólo son consecuencias.

¿Se quiso dedicar siempre a esto?

No, no. Al principio sólo me lo tomaba como una diversión. Lo hacía en el campo con mis amigos para entretenerme y poco a poco se fue convirtiendo en algo serio para mí.

¿Si no fuese futbolista que sería?

Creo que habría sido ingeniero. Es lo que hacía mi papá y siempre pensé que era un ejemplo a seguir. Seguro que hubiese terminado en eso.

¿Le gustan entonces los libros?

He sido un buen alumno. Mi padre me dejaba ir a jugar con mis amigos pero también debía de responder en el colegio. Yo pensaba para mí
que si no sacaba los estudios no podría ir a jugar al fútbol.

También es muy religioso...

Sí. Me gusta la Biblia y sus valores. Es una cosa mía y me gusta hablar de la Biblia, de los valores de Jesús, y mostrarme siempre activo con ello.

Pues el fútbol cada vez reúne más condimentos que compiten contra ese espíritu tan íntegro: el dopaje, las apuestas ilegales... ¿Se plantearía dejar el fútbol si esto sigue así?

No. Yo hago todo aquello que no va en contra de mis valores. En el momento en el que algo va en contra de mis valores... ahí soy muy radical. Pero no. No creo que el fútbol vaya en contra de mis principios porque es algo que hago con mucho amor.

¿Tiene pensado dedicarse a algo relacionado con el fútbol cuando cuelgue las botas?

Sí. No sé todavía de qué modo, pero seguramente sí. Entrenar, por ejemplo, no es algo que me llame mucho, pero sí me agradaría seguir vinculado de alguna otra manera.

¿Algo como lo que hace Zidane? ¿Embajador del fútbol?

Yo ya soy también embajador del programa Alimentario Mundial de la ONU. Hace lo mismo que yo. Siempre estoy muy ocupado con el Milan, pero en cuanto puedo hago cosas por la beneficiencia.

¿Se ve el fútbol diferente en Europa que en Suramérica?

Sí, muchísimo. La mentalidad, la forma de jugar. Son muchas las cosas que cambian. Es un no parar. Yo hablo más por Italia que es lo que conozco. Cuando llegué tuve que aprender muchas cosas. En España parece que el fútbol es más similar al de Suramérica. El juego es más pausado y alegre. En Italia es mucho más táctico y estudiado.

¿Se siente a gusto en un fútbol tan defensivo?

Yo no hablo de un fútbol defensivo en Italia. Yo digo que es un fútbol muy táctico. Todo está muy estudiado. Todos los equipos están muy trabajados. Si ves un partido desde la grada aprecias ese tipo de cualidades del fútbol italiano. Nada se deja a la improvisación. Es muy difícil marcar en toda la Liga porque todos los equipos saben a qué juegan. Trabajan mucho todos los aspectos del juego.

¿Fueron duros sus comienzos en un fútbol que cuida tanto el mínimo detalle?

Cuando llegué sabía que sería difícil adaptarme. Venía de un fútbol muy diferente, y la táctica y este tipo de juego lo he tenido que ir aprendiendo. Desde mi llegada he buscado mezclar la alegría y vistosidad del fútbol brasileño con la táctica italiana.

¿Son muy duros los defensas con usted?

No, no tanto. Me dan alguna, pero en este fútbol la gente es noble. Si alguna vez me han dado, me han pedido disculpas sin problemas. Todos son muy leales.

Usted tan serio y formal, y sus paisanos tan divertidos. ¿No le llaman para las famosas fiestas en las concentraciones?

No, no, no. La fiesta no es propiedad de los jugadores brasileños, hay muchos jugadores que lo hacen. Cuando uno hace su vida
busca hacer lo que le gusta. No pasa nada por salir, mientras luego uno haga bien su trabajo. Son maneras de divertirse. Yo tengo mi forma
de entretenerme y otros jugadores tienen la suya. El problema sólo está cuando la diversión está delante del trabajo.

¿Qué hace Kaka para divertirse?

Mi diversión es estar con mi amor, con mi familia, con mi hermano, con mis amigos en Milán e ir a comer con ellos. Hacer mil cosas. Siempre tengo planes. Pero lo primero es el trabajo, nunca antepongo la diversión.

Usted tiene mucho gol. ¿Se ve jugando de delantero?

A mí lo que me gusta de verdad es jugar de trescuartista, detrás de los dos puntas. El año pasado, por exigencias del equipo, tuve que jugar de segunda punta. A mí no me gustaba, pero lo aprendí y trate de hacerlo lo mejor posible para echar una mano. El objetivo se logró.
Fui el máximo goleador de la Champions. Todo es adaptarse.

¿Qué dos jugadores destacaría en el Milán desde el punto de vista técnico y el profesional?

Técnicamente, Ronaldo. Es único. Puede hacer de todo con un balón. Profesionalmente, Maldini. Es un ejemplo para todos. Da lo mejor
de sí en todos los partidos y en todos los entrenamientos.

¿Brasil disfrutará de Ronaldinho y Ronaldo al mejor nivel?

Tienen problemas. Ronaldo lo tiene difícil porque ha tenido últimamente muchas molestias físicas. Necesita tiempo. Ronaldinho también está algo bajo, pero volverá a su nivel.

¿Entiende que se critique a Ronaldinho por su sobrepeso?

Me cuesta entenderlo. Uno sólo puede hablar cuando está dentro de las situaciones y no desde la distancia. No sé cuál es su condición física.
Pero es un gran futbolista, con mucho talento y todos debemos quererle en el campo porque hace cosas excepcionales.

¿Qué puede contar de Pato?

Gran futbolista. Le auguro un gran futuro. Pero hay que evitarle la presión. Tiene 18 años y deberíamos dejarle tranquilo para que pueda ir creciendo como futbolista. Tiene que aprender mucho del fútbol italiano y en general. Dejémosle crecer tranquilo.

Kun, Messi, Pato... ¿Con quién se queda de la nueva generación?

Todos forman una buena generación. Agüero que lo está haciendo muy bien, viene de un Mundial sub 20 excepcional. Messi y Cristiano Ronaldo también son buenos jóvenes. Y en el Inter ha aparecido un chico, Balotelli, que me encanta. El fútbol italiano da muy buenos jugadores.

¿Están en buenas manos con Ancelotti?

Ha sido muy bueno conmigo. Llegué con 21 años y me dio su confianza. Me hizo jugar en todas las situaciones, tanto cuando estaba bien como cuando estuve peor. Es un entrenador muy bueno tanto de forma individual como en grupo.

¿A que futbolista destacaría por encima del resto?

Yo siempre digo Ronaldo, incluso cuando no jugaba conmigo. Es un jugador que marca las diferencias en este juego.

¿Y de los históricos?

Mi ídolo siempre fue Raí. Le seguí en el Sao Paulo y luego en el PSG. De los más actuales me quedo con Zidane. Era un jugador inmenso. Una vez jugué contra él. Ronaldo, Ronaldinho y Zico también me gustan mucho...

Casi todos brasileños.

También he dicho a Zidane.

Pero ningún argentino.

Bueno, Maradona. O Messi. Y Riquelme también. Allí hay talentos.

¿A quién se llevaría al Milán?

A Messi. Me gusta muchísimo. Lo quisiera conmigo en cualquier equipo del mundo.

¿Cuál es su jugada favorita?

Me gusta recibir el balón y encarar directamente a la portería.

¿Y su gol favorito?

De los marcados, el que logré el año pasado contra el Manchester en Old Trafford. Y de los que están por venir, uno desde el centro del campo. Sacar de centro y meterlo en portería. Como el que marcó Maradona.

¿Cómo ve a los brasileños que juegan en España?

Bien. Es lo que dije antes: el fútbol español es parecido al brasileño. Es más divertido pero con menos táctica. Para mí el italiano también es un desafío. Hay que entenderlo, hay que saber leer los partidos desde dentro. Es un fútbol muy estudiado, también bonito. Son diferentes. Los brasileños están muy contentos en España porque dicen que juegan con mucha libertad. Les gusta mucho el clima y el país. El fútbol allí es muy divertido.

Dígame un portero, un defensa, un centrocampista y un delantero actual y uno histórico.

De portero, Dida, porque para mí es un grandísimo guardameta. Histórico, sería Rogerio Ceni, del Sao Paulo. Bekenbauer y Maldini, son para mí los dos defensas más destacados de dos generaciones distintas. Centrocampistas, Cruyff y Zidane. Y delanteros, Pelé y Ronaldo.

La Liga de Campeones, a la vuelta de la esquina. ¿Es su torneo?

Sí. El Milan siempre es favorito. Esperemos responder en el campo.

¿El Milan sacrifica todas las competiciones por la Champions?

No. Esto sólo ha ocurrido las dos últimas temporadas. Ha sido algo puntual que no estemos en la cabeza de la Liga. El año pasado se debió a que comenzamos con menos puntos. Esta temporada, por otras causas... El caso es que no hemos logrado todavía hacer un buen campeonato. He disputado cinco torneos ya: uno lo vencimos y en el resto fuimos
segundos a excepción del año pasado. La Liga de Campeones es una motivación extra.

Llega el Arsenal.

Juega mucho y muy bonito. Será una eliminatoria igualada.

¿Qué le parece Cesc?

No sólo él. El Arsenal tiene grandes jugadores. Pero pasaremos nosotros. El Arsenal pensará lo mismo, pero en los grandes desafíos siempre respondemos muy bien.

¿Cuáles serán sus principales rivales?

Los de siempre. El Madrid, que está jugando muy bien. El Inter, el Barcelona, el Liverpool, el Arsenal, el Manchester. Los mismos.

¿Su peor recuerdo en un campo?

Tengo dos muy clavados. La eliminación en el Mundial de Alemania frente a Francia y la final que perdí en Estambul ante el Liverpool. Son mis dos peores derrotas.

¿Cómo es su relación con el periodismo?

Yo me porto bien con los periodistas italianos, tengo buena relación. Nunca he tenido ningún problema. Acepto todas las críticas que
sean constructivas de mi manera de jugar en el campo.

En España, la prensa también ha estado muy encima suya por todos los rumores de traspaso...

No. Hablo con todos los periodistas. Muchos son españoles y nunca he tenido ningún problema.

Usted que es una persona tan íntegra... ¿Cómo le ha sentado que se haya jugado en España con su nombre?

¿Que si fichaba o no por el Madrid?

Sí, las famosas elecciones del Real Madrid en las que un candidato, Ramón Calderón, dijo que le tenía fichado. Al final se hizo presidente, pero usted no llegó. ¿Le disgustó?

No. Para mí no es un problema. El mercado y los traspasos giran en torno al mundo del fútbol. No ha sido nunca un problema que él (Calderón) dijera que me iba a llevar allí y que el Milan dijera que no me dejaba ir. Estas cosas siempre ocurren en el fútbol, pero yo tengo que estar de acuerdo. Yo puedo decir cuál es mi voluntad y qué es lo que quiero hacer: quedarme en el Milan. Lo demás son cosas que siempre existirán en el fútbol.

¿Pero le gustó aquello?

Para mí no ha sido un problema, si hablan que vengo o voy me da igual. No es una cosa que mire mucho.

Le gustaría acabar su carrera deportiva en el Milan.

Me encantaría terminar la carrera en el Milan. Me encanta la ciudad, el equipo, el país. Me gustaría seguir cosechando éxitos aquí e incluso convertirme en un tiempo en el capitán. Quiero seguir mucho tiempo aquí.

Fernando Torres dijo algo parecido del Atlético y hoy juega en el Liverpool. ¿Qué le parece Fernando Torres?

Es un gran jugador que lo hizo muy bien en el Atlético y ahora lo hace muy bien en el Liverpool. Todo talento.

¿Cómo ve a la selección española de cara a la Eurocopa?

La Eurocopa es un campeonato muy difícil de ganar. La última la ganó Grecia cuando nadie lo esperaba. Es un torneo muy complicado, pero para mí España está entre los favoritos.