Público
Público

Koscielny castiga el conformismo del City

El francés del Arsenal, con un golazo, empata en los últimos minutos del choque en Manchester (1-1). El United remonta en Liverpool (1-2) 

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Super Sunday en la Premier League concluyó con un empate vibrante entre Manchester City y Arsenal (1-1) y con la victoria, con remontada incluída, del Manchester United ante el Liverpool (1-2). Los hombres de Ferguson mantienen la lucha por el primer puesto con el Chelsea, que sigue primero con 13 puntos tras su victoria del sábado por la mínima contra el Stoke City. Sorprendente las posiciones, tras cinco jornadas disputadas, de Everton y West Bromwich, ya que ambos ocupan puestos de Liga de Campeones y suman diez puntos en sus casilleros.

En el Etihad Stadium de Manchester, el Arsenal logró un empate ante el City en un encuentro en el que los locales volvieron a realizar el mismo juego defensivo y poco vistoso que usaron esta semana frente al Real Madrid en la Liga de Campeones. El encuentro empezó con un Arsenal muy animado, buscando continuamente la defensa de los Citizens. Cazorla fue el primero en probar a Hart desde lejos, aunque el guardameta estuvo acertado para atajar la pelota.

Tras esta oportunidad, fueron los de Roberto Mancini, técnico del City, los que comenzaron a dominar más la pelota. Sergio Agüero, que comenzó de titular en detrimento de Carlos Tévez, fue el primero en lanzar sobre la portería defendida por Vito Mannone, aunque el italiano estuvo acertado. La réplica al tiro del argentino la puso Gervinho. El marfileño se encontró uno contra uno ante Hart, aunque el mal control del futbolista ayudó al meta, que se hizo con el esférico.

Un partido más, Santi Cazorla llevó la batuta del ataque de los gunners, que pusieron las cosas muy complicadas a la defensa de los citizens durante todo el encuentro. Cuando mejor jugaba el Arsenal llegó el primer tanto del City. Un saque de córner botado por David Silva sirvió para que Joleon Lescott aprovechara la mala salida de Mannone para adelantar a su equipo al filo del descanso. Pese al gol, no fue la única oportunidad que tuvieron los de Mancini antes de terminar la primera parte, ya que Dzeko estuvo a punto de sorprender al guardameta italiano con un tiro lejano que despejó a córner.

Ya en la segunda parte, los de Mancini siguieron apretando a los de Arsene Wenger y las oportunidades llegaban una tras otra. Sergio Agüero, Yayá Touré, Dzeko y compañía tuvieron ocasiones de cara a la meta de Mannone, pero ninguno de ellos consiguió marcar. El partido se volvió loco a nueve minutos del final. El Arsenal dominó la pelota pese al empuje local, y fruto de ello llegaron las oportunidades y el gol del empate. Koscielny aprovechó un mal despeje de Lescott tras un córner para igualar el partido a uno. Tras ello, Sergio Agüero tuvo la oportunidad de adelantar de nuevo a los Citizens, pero su disparo se marchó rozando el palo de Mannone.

En Anfield, Liverpool y United se enfrentaban en el clásico por excelencia de la Premier League. Los dos conjuntos mostraron lo mejor en este partido, aunque finalmente la victoria cayó del lado de los de Alex Ferguson gracias a los goles de Rafael y Van Persie. El United fue el primero en avisar sobre la portería de Reina, con un disparo de Ryan Giggs que se marchó fuera por poco. La réplica la pondría Luis Suárez, aunque el disparo del uruguayo fue despejado por Lindegaard.

El Liverpool parecía tomar la delantera conforme pasaban los minutos, gracias en parte a la superioridad en el centro del campo pero mejor jugaban los reds, llegó uno de los momentos claves del partido. Jonjo Shelvey realizó una dura entrada sobre Jonny Evans y fue expulsado a falta de siete minutos para llegar al descanso.

Los reds realizaron un cambio al inicio de la segunda parte, y el español Suso Fernández, de 18 años, participaría en los siguientes 45 minutos. Recién el español ingresado al terreno de juego, tuvo la ocasión de celebrar el primer tanto del encuentro. Una jugada de Johnson sirvió para que Gerrard asestara una volea imposible de atajar para Lindegaard. El United no se vino abajo con el gol, y adelantó sus líneas en busca del empate. Algo que llegó a los cinco minutos cuando Rafael aprovechó una buena combinación para disparar sobre el arco de Reina y hacer el empate a uno.

Con el marcador igualado, ambos equipo comenzaron un tira y afloja mientras el partido se volvía loco. Los de Alex Ferguson, lanzaban ataques sobre las bandas, algo que ocurría igual en el bando contrario, con Suso y Sterling castigando la subida de los laterales visitantes. Luis Suárez llegaba el peligro al área de los de Ferguson, pero sus remates siempre se encontraban con el cancerbero de los Diablos Rojos. A quince minutos del final, un robo de Antonio Valencia en el centro del campo, provocó el penalti del segundo tanto del United. Van Persie se encargaría de hacer el definitivo de la remontada de los de Old Trafford.