Público
Público

El 'Kun' agranda al Atlético

El Atlético resuelve con una goleada autoritaria ante el PSV (0-3) su retorno a la Liga de Campeones 11 años después

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Cada noche es un futbolista distinto, un poquito mejor que la última vez. Enseña una suerte nueva, se guarda un reverso inédito, inventa una maravilla... Así es imposible pronosticarle el horizonte, hasta dónde puede llegar. Sólo se sabe su nombre, Agüero, y que viaja decidido hacia un destino: ser el mejor jugador del planeta. Pone la música y la fe al Atlético. Y al son de ese delicioso 'Kun', 'Kun', 'Kun', 'Kun', 'Kun', los rojiblancos regresaron a la Liga de Campeones como los grandes equipos, con un partido completo: serio, autoritario, atrevido y brillante.

Si Europa no se acordaba, este es el Atlético. Y el 'Kun' su diez, que escogió un recinto especial para coronarse en la competición mayor. Precisamente Eindhoven, la ciudad que puso a Romario en el escaparate, el único referente a la vista contra quien comparar el imprevisible repertorio del 'Kun', que crece y crece sin techo a la vista.

Enganchado a su joya, a la ilusión que genera su compañía y el pánico que provoca en el rival, el Atlético se creyó el Atlético. Piso el césped de Eindhoven convencido de sí mismo, muy serio, dispuesto a competir de verdad. Concentrado por atrás, juntos de nuevo Heitinga y Ujfalusi para dibujar seguridad. Comprometido por el medio, donde la ida y vuelta de Maniche es un tesoro desconocido. Y letal arriba, sumados los recortes de Simao, las ayudas de Forlán mientras resistió en el campo y el talento de Agüero en forma de gol.

 

El PSV se encontró incómodo en todo momento, pendiente de agujeros que no aparecían nunca. Todo lo que se encontró enfrente le sonó a roca infranqueable. Hasta Leo estuvo rápido en la salida para desmentir el único aviso que dieron los locales en el primer tiempo y también ágil en los dos del segundo. Hasta Aguirre se mostró valiente cuando el partido le hizo dudar (se lesionó Forlán y el mexicano insistió en el plan con Sinama).

Y cuando los holandeses echaron el resto, recién comenzado el segundo tiempo, el Atlético le contestó con una triangulación inapelable (Simao-Luis García-Maniche) que cerró de manera apoteósica su retorno a la Champions 11 años después. Un resultado para enmarcar, una imagen colectiva sobre la que insistir, una actitud comprometida que debería resultar innegociable y, sobre todo, un chico para soñar. Se llama el Kun y cada día es más grande.

PSV Eindhoven (0): Isaksson; Salcido, Marcellis, Bréchet (Rodríguez, m.74), Pieters; Méndez, Simons, Culina (Bakkal, m.46), Amrabat; Koevermans y Afellay (Lazovic, m.70). Isaksson; Salcido, Marcellis, Bréchet (Rodríguez, m.74), Pieters; Méndez, Simons, Culina (Bakkal, m.46), Amrabat; Koevermans y Afellay (Lazovic, m.70).

Atlético de Madrid (3): Atlético: Leo; Perea, Heitinga, Ujfalusi, Antonio López; Luis García, Assunçao, Maniche (Banega, m.65), Simao; Agüero (Rául García, m.62) y Forlán (Sinama, m.31).

Goles: 0-1. M.9. Maniche abre dentro del área hacia Luis García, que rasea para que el Kun empuje a la red. 0-2. M.37. Sinama corre un balón por la izquierda, el Kun se anticipa a su pase, aguanta la embestida de Marcellis y cruza con la izquierda. 0-3. M. 54. Maniche, tras una triangulación al primer toque con Simao y Luis García.

Árbitro: Rossetti (Italia). Amonestó a Assunçao, Bréchet, Méndez, Amrabat y Perea.

Estadio: Philips Stadium.