Público
Público

Kun: "El día que me quiera ir, lo diré de verdad"

Cerezo suaviza la situación del equipo, y reclama a la grada cariño y apoyo para los jugadores

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

No pasa nada. Los que gestionan el Atlético digieren la crisis, los malos resultados, la actitud de algunos jugadores y el hartazgo soberano de la grada con absoluta tranquilidad, como si no fuera preocupante. Ya escampará, reza su vieja política, convencidos de que en este negocio los problemas se resuelven solos. 'Con dos triunfos', calculó ayer Enrique Cerezo en el acto de promoción de una renovación, la del Kun, que en el ambiente se interpreta paradójicamente como una declaración de despedida.

Agüero, cuyo contrato vencía en junio de 2012, ha firmado hasta 2014. Pero, por más que lo intentaron el jugador y el presidente, no lograron convencer a los escépticos de que la rebaja de la cláusula de rescisión (de 60 millones a 45) no es en el fondo un atajo para facilitar el traspaso del argentino.

El Kun admitió que la operación se ha llevado a cabo para asegurar que la entidad ingrese una importante cantidad por si llega su traspaso, pero no lo ve ni cerca: 'No es momento para hablar de eso. El día que me quiera marchar, lo decidiré yo, nadie más. Ahora estoy contento y feliz. El día que me quiera ir, me iré. Lo diré de verdad'.

Cerezo, irritado por las sospechas de los periodistas, insistió: 'Agüero ha sido generoso. Podría haber esperado 11 meses y negociar libremente. La rebaja de la cláusula es indiferente'.

Sobre la crisis del equipo, Cerezo se mostró más bien indiferente: 'Que el público esté tranquilo, al jugador hay que darle apoyo y cariño'. Y el Kun, osado: 'El jugador que piense que es imposible ganar el sábado en Barcelona, mejor que no viaje. Pensar eso es una actitud mediocre'.