Público
Público

Langostinos, perdiz roja y lujo para deslumbrar al COI

La Casa Real brinda una cena de gala en palacio a la comisión de evaluación con más de cien comensales de las más altas esferas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los diecisiete miembros de la comisión evaluadora del Comité Olímpico Internacional (COI) que esta semana han examinado in situ la candidatura madrileña a los Juegos de 2020 han podido degustar en el comedor de gala del Palacio Real un exquisito menú compuesto de ensalada de langostinos y perdiz roja.

Acompañados de la reina, los príncipes de Asturias, la infanta Elena y la infanta doña Pilar, los examinadores han ocupado los puestos adjudicados por el protocolo en la amplia mesa que esta noche ha acogido a casi un centenar de comensales, en una cena ofrecida en honor del grupo de expertos olímpicos.

Previamente, en el Salón de Columnas, Doña Sofía, los príncipes y la infanta Elena han recibido uno por uno a los invitados, entre los que figuraban los ministros de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo; Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón; Cultura, Educación y Deporte, José Ignacio Wert; e Industria, José Manuel Soria.

Cuatro ministros y la élite madrileña acompaña a la familia real en la cena de galaDon Felipe lucía en su solapa la insignia multicolor de la candidatura Madrid 2020 y una corbata azul con franjas con los colores de la enseña nacional, en tanto que Doña Letizia llevaba un vestido verde, rojo doña Elena y la Reina, gris plata.

El presidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, y la alcaldesa de la capital, Ana Botella, también han estado en el Palacio Real, al igual que el presidente del Consejo Superior de Deportes, Miguel Cardenal, y el presidente de la candidatura, Alejandro Blanco, junto a otros miembros de Madrid 2020, del COI y del Comité Olímpico Español, como la infanta Pilar de Borbón.

Deportistas como Teresa Perales, medallista paralímpica de natación, el piragüista David Cal o el campeón de taekwondo Joel González han saludado a los miembros de la Familia Real, formando una fila en la que también figuraban la campeona del mundo de vela Tara Pacheco o el esquiador paralímpico Jon Santacana.

También han sido invitados los alcaldes de las subsedes de Barcelona, Valencia, Málaga, Córdoba, Valladolid, Getafe y Paracuellos y destacados empresarios como Juan Miguel Villar Mir, Isidoro Álvarez, Tomás Pascual, Javier López del Hierro, Enrique Cerezo y responsables de medios de comunicación públicos y privados.

Tras la recepción, todos han pasado al comedor de gala, donde el príncipe ha pronunciado un discurso con algún improvisado recuerdo personal. Así ha evocado el orgullo que sintió cuando en 1992 participó como regatista en los Juegos de Barcelona e hizo de abanderado en la ceremonia inaugural.

Don Felipe, que ha arrancado su alocución con un agradecimiento en inglés y que también ha pronunciado algunas frases en francés, se ha percatado de que mientras proseguía su exposición, ya en castellano, algunos miembros de la comisión examinadora no estaban entendiendo sus palabras.

El ágape ha consistido en una ensalada de langostinos con aguacate y variado de lechugas de primer plato, perdiz roja estofada a la española de segundo y tarta de manzana con helado de leche merengada de postre, todo acompañado de vinos españoles. De los diecisiete integrantes de la comisión examinadora hay cuatro asistentes, cuatro técnicos y nueve evaluadores, de los cuales sólo cinco votarán cuando en septiembre el COI decida en Buenos Aires si los Juegos del año 2020 se celebran en Madrid, en Tokio o en Estambul.