Público
Público

Laporta se revuelve

Impugna la Asamblea que lo lleva ante el juez

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

No parece que exista una verdad en la que estén de acuerdo Sandro Rosell y Joan Laporta. El ex presidente del Barça, siempre asistido por el que fuera director general ejecutivo del club, Joan Oliver, ofreció ayer su respuesta al resultado de la asamblea de compromisarios que el pasado sábado votó a favor de llevarle ante un juez para que dé cuentas por los 48,7 millones de pérdidas que, siempre según las cuentas formuladas por la nueva directiva, dejó durante su mandato.

Laporta impugnará dicha asamblea. Primero, porque según el ex mandatario, se vulneró su 'derecho a explicar las cuentas', recogido en el artículo 50 de los Estatutos. Según Laporta, Rosell no le permitió defender ese derecho en la reunión de socios, motivo por el cual decidió no asistir.

Otro argumento que utilizará Laporta en su impugnación es que el resultado de la votación que le lleva ante los tribunales (468 votos a favor, 439 en contra y 113 en blanco) no cumple con el requisito, recogido en la Ley 10/1990 del Deporte, de contar con el apoyo de 'la mayoría simple de los asistentes', o sea, la mitad más uno de los 1.093 compromisarios presentes en la votación.

Laporta volvió a cargar contra Rosell por una exposición de la Due Diligence que consideró 'sectaria, demagógica y con el fin único del encarnizamiento; una maniobra moral indecente'. Sufre Rosell, según Laporta, 'pequeñas enfermedades' al moverse por 'la envidia, los celos y el resentimiento'. Como considera 'insuficientes las interpretaciones mostradas', Laporta pidió que se mostrara 'el contenido total' del informe. 'No tenemos nada que esconder'.

Joan Oliver defendió brevemente cada uno de los gastos investigados y afirmó que 'se ha gastado mucho, pero ha sido para convertir alBarça en el mejor club del mundo'. 'Como lo hemos ganado todo, hemos viajado más y hemos gastado más', dijo. Ante los gastos más polémicos de la junta saliente, Laporta y Oliver pidieron documentación para defenderse. Sobre la póliza de seguros que protege a la directiva en caso de cometer irregularidades y negligencias, Oliver explicó que se trata de 'un seguro normal en todas las empresas' y que lo único que hicieron fue renovar la póliza.

'Mi máxima ilusión era la de ser socio, pero no me dejan', lamentó Laporta. 'Empieza ahora el seguimiento de la acción de la nueva Junta. Que lo hagan bien, por su bien y el del Barça', advirtió amenazante.

Por otro lado, el Barça, a través de un comunicado, reiteró que sólo sus campeones del mundo que no sean convocados ante el Zaragoza podrán asistir a la entrega de los Príncipes de Asturias. 'En todo caso, los jugadores delBarça se sienten muy bien representados por el capitán de la selección, Iker Casillas'.