Público
Público

Larrazábal bate a Sergio en Munich

Los dos, al Británico

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'Ya estamos en el Open', así fue el saludo entre Pablo Larrazábal y Sergio García antes de comenzar el desempate en el Abierto de Munich. Antes de decidir el vencedor, los dos golfistas habían conseguido ya el objetivo principal: conseguir la clasificación para el Abierto Británico, en julio. El primero necesitaba ser al menos segundo y el castellonense cuarto para estar en el tercer grande de la temporada. Sergio, por tanto, sigue siendo el único jugador del mundo que ha disputado todos los Majors del siglo XXI.

Tuvieron que disputar cinco hoyos extra antes de que Larrazábal consiguiera el triunfo. No hay quien amargue el gesto del catalán en el campo. Sonríe, dialoga con la cámara e interpreta sus golpes con gestos tan llamativos. Antes de comenzar el desempate, esperó la llegada de García sentado en un boogie como el que disfruta de un cocktail en un chiringuito. Suma su segundo triunfo como profesional después de la victoria en Francia hace tres años. La temporada va viento en popa, el barcelonés es el jugador que más veces ha jugado por debajo del par en el circuito europeo.

Sergio García, por su parte, acaba un maratón competitivo de siete semanas seguidas con dos grandes noticias. La participación en el Abierto británico y una notable mejoría en su juego que atisba una salida definitiva a su bache de juego.

Acumula dos años y medio sin victorias. Ayer estuvo muy cerca de romper la racha. Cerca ya de los 50 mejores del mundo, afronta con esperanzas la segunda parte del curso.